Mueren 5 en ataque suicida en oficinas de ONU en Pakistán

ISLAMABAD ( AP). Un atacante suicida disfrazado de guardia de seguridad detonó explosivos este lunes en la agencia de la ONU para alimentos en la capital paquistaní, matando a cinco personas e hiriendo a varias más, un día después de que el nuevo líder del Taliban paquistaní prometió realizar más ataques, dijeron la policía y testigos.

El atacante logró evadir la alta seguridad del edificio del Programa Mundial de Alimentos (WFP por sus iniciales en inglés) en Islamabad y su ofensiva podría afectar el trabajo de la agencia y otras organizaciones para asistir a paquistaníes desplazados por las operaciones del ejército contra al-Qaida y el Talibán cerca de la frontera con Afganistán.

Horas después del ataque en el vestíbulo del edificio, la agencia de la ONU afirmó que cerraba temporalmente sus oficinas en Afganistán.

Combatientes de Al-Qaida y el Talibán han realizado numerosos ataques en Pakistán en los últimos dos años y medio, varios de ellos contra objetivos extranjeros y sus intereses. Bajo la presión de Estados Unidos, el ejército paquistaní está combatiendo a extremistas en sus fortificaciones del noroeste del país.

Las oficinas del WFP se encuentran cerca de una casa que le pertenece al presidente Asif Ali Zardari.

" Hubo una gran explosión y algo me golpeó. Caí en el piso sangrando", dijo Adam Motiwala, funcionario de información en la agencia de la ONU que tuvo que ser hospitalizado por heridas en la cabeza, piernas y costillas.

Autoridades médicas de dos hospitales informaron que cinco personas habían muerto en la explosión, incluyendo un iraquí que trabajaba para la agencia y dos mujeres paquistaníes. Varias personas más resultaron heridas, dos de ellas de gravedad, informó el WFP en un comunicado.

El ministro del interior Rehman Malik dijo que el atacante llevaba puesto el uniforme de la policía paramilitar y que le preguntó a un guardia si podía entrar al edificio para usar el baño. Se calcula que el hombre llevaba consigo ocho kilogramos de explosivos.

El policía Bin Yamin afirmó que el atacante tenía unos 20 años y que detonó su carga en el vestíbulo. Es extraño que el haya llegado tan lejos, pues se suele revisar a todos los visitantes en habitaciones separadas de la entrada en busca de armas y explosivos.

El WFP distribuye alimentos a los paquistaníes pobres, incluidos los que habitan en el noroeste, quienes han sido desplazados o afectados por la reciente ofensiva del ejército paquistaní contra rebeldes en el Valle de Suat.

El ministro británico de Defensa y ministros locales estaban visitando Islamabad en el momento del ataque, pero no fueron afectados.

El ataque ocurrió un día después de que el nuevo líder del Talibán paquistaní se reunió con reporteros en las áreas tribales del país y juró atacar a Estados Unidos y Pakistán en represalia por las ofensivas con aviones no tripulados realizados a lo largo de la frontera afgana.

La aparición de Hakimulá Mehsud terminó cualquier conjetura de que murió en una lucha por el liderazgo dentro del grupo rebelde tras la muerte en agosto de su predecesor, Baitulá Mehsud, por un ataque con un misil presuntamente estadounidense.

Mehsud, flanqueado por otros comandantes talibanes en demostración de unidad, habló con un grupo de reporteros el domingo con la condición de que la entrevista fuera publicada este lunes.

Mehsud dijo que su grupo vengaría la muerte de Baitulá Mehsud y que contraatacará a Pakistán y Estados Unidos por el creciente número de ofensivas con aviones no tripulados en las áreas tribales a lo largo de la frontera con Afganistán.

Los aparatos controlados por radio han realizado más de 70 ataques con misiles en el noroeste paquistaní en el último año en un programa encubierto, matando a varios comandantes rebeldes de alto nivel, así como a simpatizantes del Talibán y a civiles inocentes.

El gobierno paquistaní protestó públicamente contra los ataques, pero se cree ampliamente que los ha autorizado y proporcionado información de inteligencia para al menos algunos de ellos.

Funcionarios estadounidenses han dicho que están contemplando una estrategia de intensificar los ataques con aviones no tripulados en combinación con el despliegue de fuerzas de operaciones especiales contra objetivos de al-Qaida y el Talibán sobre el lado paquistaní de la frontera, como parte de la alternativa de enviar más tropas a Afganistán.

Como parte de la ofensiva contra el liderazgo del Talibán, el hermano de Mehsud, Kalimulá, murió el mes pasado. Analistas dicen que el grupo está teniendo problemas para reagruparse tras los ataques a sus líderes. Funcionarios paquistaníes habían conjeturado que Hakimulá había muerto en una balacera reciente.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes