Mujer libia que denunció violación recibe amenazas de muerte

NUEVA YORK ( AP). Una mujer libia quien dijo que es la persona que ingresó sorpresivamente a un hotel de Trípoli donde denunció ante periodistas internacionales que había sido violada en masa por soldados del líder Moamar Gadafi, dijo el lunes en una entrevista con la cadena noticiosa estadounidense CNN que fue dejada en libertad pero que ha recibido amenazas de muerte de los simpatizantes del régimen.

CNN indicó que tenía la confianza que la mujer entrevistada se trata de hecho de Iman al-Obeidi, quien acaparó titulares internacionales el 26 de marzo cuando fue sacada por la fuerza del hotel Rixos de Trípoli por agentes gubernamentales y les gritaba a los periodistas extranjeros, que había sido víctima de violación.

El entrevistador de CNN, Anderson Cooper, indicó que la cadena no tenía la certeza de que la mujer con la que habló por teléfono fuera al-Obeidi, pero indicaron que se sintieron satisfechos después de que pasaron algunos días en los que llevaron a cabo investigaciones y recibieron el testimonio de varias personas que habían conversado con al-Obeidi en el hotel y con otras mujeres entrevistadas. Ella habló en árabe y utilizó a una traductora, pero no fue mostrada ante las cámaras.

La historia que relató también fue consecuente con la narración que ofreció al-Obeidi en el hotel.

" No hay un solo lugar seguro para mí en Trípoli. Todos mis teléfonos están intervenidos incluso este del que estoy hablando ahora mismo. Soy vigilada", agregó.

" Ayer fue secuestrada en un auto y ellos me golpearon en las calles y luego me trajeron aquí después de que me arrastraron por la calle", agregó.

" Sí, sí quiero salir de Trípoli. A medianoche sufro de pesadillas y me siento amenazada las 24 horas del día. Ellos me están amenazando de muerte constantemente", agregó.

La mujer entrevistada por CNN dijo que después de su primera denuncia en el hotel, los soldados de Gadafi le compraron ropa nueva y la llevaron a la estación de televisión libia para que ella ofreciera una narración de los hechos pero querían que dijera que fueron los rebeldes quienes la violaron pero ella se negó a hacerlo.

" Esa cadena e televisión no tiene credibilidad y temía las consecuencias. Detrás de las cámaras, enfrentaba 15 fusiles Kashnikovs", dijo la mujer a CNN.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes