Mundial: Policía habría disparado durante protesta

Un agente de policía brasileño aparece en un video de Associated Press montado sobre una moto y disparando lo que parece una pistola con munición real a los manifestantes que protestaban el domingo contra la realización de la Copa del Mundo, cerca del estadio de Maracaná.

Durante una protesta pequeña pero violenta y caótica producida aproximadamente a kilómetro y medio (una milla) del estadio, un segundo hombre, vestido de paisano pero que se identificó como agente de policía, sacó también una pistola y disparó dos tiros al aire. AP no pudo confirmar que este último fuera un agente de policía.

Pedro Dantas, vocero de la agencia que supervisa todas las fuerzas de seguridad en Río, dijo en una entrevista telefónica que si las autoridades confirman la autenticidad del vídeo, "abriremos de inmediato una investigación sobre el incidente".

En un comunicado enviado más tarde por correo electrónico, Dantas señaló que los manifestantes habían atacado a la policía anti motines con cócteles Molotov. El comunicado no indicó si había agentes heridos.

Los hechos ocurrieron cerca del comienzo del partido entre Argentina y Bosnia-Herzegovina. Fue el primer encuentro mundialista disputado en el Maracaná desde la Copa de 1950.

"Esta noche hemos visto la misma brutalidad policial que habíamos atestiguado durante el último año, y por eso tenemos que seguir protestando", dijo Karen Rodriguez, estudiante de 23 años, durante la protesta.

La policía lanzó granadas de estruendo y gases lacrimógenos contra unos 200 manifestantes que marcharon hacia el Maracaná, antes del partido.

Los manifestantes, muchos de los cuales llevaban pancartas con consignas, se colocaron delante de los policías, que formaron una valla para impedirles el paso hacia el estadio.

Superados en número tanto por las fuerzas de seguridad como por los propios periodistas, los manifestantes corearon "FIFA, regrésate a Suiza", en referencia a la sede del organismo rector del fútbol. Los manifestantes están indignados por el gasto colosal que ha representado la construcción de los estadios para el Mundial, mientras las condiciones en muchas escuelas y hospitales de Brasil son deplorables.

Otra protesta se realizó en la capital, Brasilia, pero congregó apenas a un puñado de participantes. Hubo también manifestaciones poco numerosas en Porto Alegre.

Durante la Copa Confederaciones del año pasado, hubo protestas multitudinarias en todo Brasil. Más de un millón de brasileños tomaron las calles en un solo día, en la mayor protesta que se haya observado dentro de esta nación sudamericana en una generación.

Aunque el descontento por la organización del Mundial persiste entre muchos brasileños, las protestas realizadas en la última semana, cuando se inauguró el certamen, han sido menos numerosas, generalmente con apenas unos cientos de participantes.

La presencia de numerosos efectivos de seguridad frente a los 12 estadios sede del Mundial ha contribuido también a mantener las protestas bajo control.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7