Murcia Guzmán se declara culpable en EU

Nueva York (EFE). El colombiano David Murcia Guzmán, el fundador del grupo DMG, se declaró culpable de haber tratado de blanquear en Estados Unidos millones de dólares en ingresos procedentes del narcotráfico, lo que podría suponerle una pena de hasta 20 años de prisión.

El estafador, preso en Estados Unidos desde que fuera extraditado el pasado enero, compareció ante el juez William Pauley III en los tribunales federales de Manhattan, según informó la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York en un comunicado, en el que detalló que su sentencia se conocerá el próximo febrero.

Tras su comparecencia, el fiscal federal Preet Bharara, director de esa oficina, se refirió a Murcia Guzmán como el "Bernie Madoff de Colombia" e insistió en que "Estados Unidos nunca será un refugio de fondos ilegales".Según la documentación judicial, Murcia Guzmán creó DMG en 2003 como vehículo para crear una estructura piramidal de comercialización y captación ilegal de dinero que en 2008 llegó a tener 400,000 clientes en América Latina.

A esos clientes se les ofrecía la posibilidad de pagar con tarjetas de débito compras de dispositivos electrónicos y otros productos en tiendas operadas por esa misma entidad.

La Fiscalía también defiende que Murcia Guzmán, con la ayuda de otros socios, creó cientos de compañías subsidiarias de DMG en Colombia, Panamá y Estados Unidos, que les servían para invertir de manera legal los millones de dólares que recogía en México y que procedían del narcotráfico.

Así, Murcia y otros cinco acusados -todos empleados y socios de DMG que ya se han declarado culpables del mismo delito- blanquearon ingresos procedentes de operaciones de narcotráfico a través del mercado negro del peso en Colombia.

Se trata, según la Fiscalía, de "un sistema informal de transferencia de valores comúnmente utilizado para el lavado de dólares obtenidos ilícitamente en Estados Unidos".

"Los criminales cada vez tienen un alcance más global. Aunque desarrollan métodos más y más sofisticados, nosotros seguimos localizándolos y trabajando con nuestros socios de las fuerzas del orden para llevarlos ante la Justicia", añadió Bharara en el mismo comunicado.

Como ejemplo, el fiscal detalló que en 2007 Murcia y Margarita Pabón Castro, otra de las acusadas, se pusieron en contacto con una persona en Colombia y le dijeron que tenían dinero en efectivo, supuestamente en dólares, que no podían ingresar en la banca colombiana.

El individuo abrió, tal y como le sugirieron, una cuenta en Merrill Lynch en Estados Unidos bajo el nombre de "Blackstone International Development" para depositar allí los fondos.

En marzo de 2008, los acusados pidieron al individuo que ingresara 2,2 millones de dólares a Germán Enrique Serrano-Reyes, otro acusado, a través de un total de 18 transferencias espaciadas en el tiempo a una entidad colombiana.

Dos meses más tarde, las autoridades estadounidenses embargaron la cuenta estadounidense y Murcia Guzmán y Pabón Castro dijeron al individuo que bajo ningún concepto revelara sus identidades.

El mes pasado un tribunal penal de Panamá -país donde Murcia Guzmán fue detenido el 19 de noviembre de 2008 y que lo deportó a Colombia a la madrugada siguiente-, dictaminó el sobreseimiento de los cargos que pesaban contra el estafador relacionados también con el blanqueo de fondos procedentes del narcotráfico.

En cambio, el pasado diciembre Murcia Guzmán fue condenado en Colombia a más de 30 años de prisión por captación ilegal de dinero y extraditado a Estados Unidos para enfrentar cargos por blanqueo de capitales.

El grupo DMG reunió más de 20 empresas en Colombia y trataba de expandirse hacia los países vecinos cuando fue intervenido el 17 de noviembre de 2008 por una estafa con el método de la pirámide financiera.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes