Muro en Fukushima solo reduce en parte el agua radioactiva

Un costoso muro de hielo subterráneo solo redujo en parte la creciente cantidad de agua contaminada en la planta nuclear de Fukushima que se dañó severamente por el sismo de 2011, concluyó un informe presentado el miércoles por un grupo de expertos convocado por el gobierno, el cual advirtió que se necesitan medidas adicionales.

El operador de la planta, la empresa Tokio Electric Power Co. (TEPCO), dijo que el muro de hielo ha ayudado a reducir el agua radioactiva a la mitad. La planta también expulsa el agua subterránea antes de que pueda alcanzar los reactores dañados por el tsunami ocasionado por el sismo.

La planta sufrió tres colapsos luego del terremoto y tsunami de marzo de 2011. Las filtraciones de agua fresca salen de los reactores dañados y se mezclan con el agua subterránea, que a su vez se filtra a los sótanos del edificio del reactor y aumenta la cantidad de agua contaminada.

El panel reconoció que el muro de agua ayuda, pero no resuelve el problema del todo. Los expertos recomendaron adoptar medidas adicionales para minimizar la filtración de agua de lluvia y subterránea, como reparar techos y otras partes dañadas de la estructura. Los resultados de la reciente temporada seca fueron positivos, pero dijeron que las fuertes lluvias hicieron que aumentara la cantidad de agua contaminada.

"Reconocemos que la pared de hielo ha tenido un efecto, pero se necesita más trabajo para mitigar la caída de lluvia antes de la temporada de tifones", dijo el presidente del panel Yuzo Onishi, un profesor de ingeniería civil de la Universidad Kansai.

La estructura subterránea, de 1,5 kilómetros (1 milla) de largo y que está rellena de refrigerante, se instaló en torno a los edificios del reactor dañado para crear una barrera que impidiese que el agua subterránea entre a una zona de elevada radioactividad. El muro de hielo fue activado en fases desde 2016 y las barreras congeladas alrededor de las construcciones del reactor ahora se consideran completas.

El miércoles, TEPCO informó que la cantidad de agua contaminada que se junta dentro de las construcciones del reactor se redujo a 95 toneladas por día con la pared de hielo, comparado con casi 200 toneladas si no hubiera. Eso es parte de las 500 toneladas de agua contaminada que se generan todos los días en la planta, con las 300 toneladas que se bombean a través de pozos, se tratan y almacenan en tanques.

El muro de hielo costó 35.000 millones de yenes (320 millones de dólares). Desmantelar los reactores descompuestos en un proceso inseguro que se calcula podría demorar entre 30 y 40 años.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7