NY: Destapan escándalo sobre bailadoras eróticas

Una camada de bailarinas eróticas desfalcó a hombres adinerados, drogándolos sin que se dieran cuenta y conduciéndolos a clubes de striptease donde gastaron miles de dólares en suntuosas bebidas y comidas, informaron el miércoles las autoridades.

Se informó que entre los desfalcados estaban un médico de Nueva Jersey, un banquero, un inversionista de alto riesgo y un abogado de bienes raíces.

En total, los hombres perdieron unos 200.000 dólares.

Ninguna de las identidades fue divulgada en los documentos judiciales, pero el abogado del cardiólogo Zyad Younan, del Hospital Universitario Robert Wood Johnson, dijo que su cliente fue una de las víctimas.

Agentes de la DEA y de la Policía de Nueva York arrestaron a cuatro mujeres, identificadas como "strippers" hace pocos días, bajo acusaciones de robo, agresión y falsificación de documento, según expedientes examinados por la AP.

El gerente de uno de los "strip clubs" se entregó a las autoridades el miércoles.

Una de las mujeres y el gerente del club comparecerán el miércoles por la tarde en el tribunal, luego que las otras mujeres, incluyendo la presunta cabecilla del grupo Samantha Barbash, acudieran el martes.

El abogado de Barbash, Stephen Murphy, dijo el miércoles que su cliente niega las acusaciones. Se negó a precisar más detalles.

La redada tuvo lugar luego de una investigación clandestina en que se determinó que las mujeres engañaban a los hombres metiéndoles calmantes y estimulantes en sus bebidas, y cuando estaban ebrios los llevaban a bares de bailarinas eróticas en Nueva York y Long Island, donde sin que se dieran cuenta les hacían gastar enormes cantidades de dinero en lujosas comidas, bebidas, alquiler de habitaciones privadas y otros gastos.

Entre los clubes estaban el de Scores en Manhattan y el RoadHouse en Queens, dijeron las autoridades.

Los clubes les pagaron a las mujeres como recompensa, pero los establecimientos no han sido señalados en la querella.

Los hombres dijeron que se despertaban al día siguiente en sus vehículos o en habitaciones de hotel, sin poder acordarse de lo que ocurrió la noche anterior.

Los que trataron de revocar sus gastos de tarjeta de crédito recibían mensajes de texto en que las bailarinas les amenazaban con divulgar los detalles de sus parrandas, según los funcionarios.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada