Naciones aprueban avances graduales hacia desarme nuclear

NACIONES UNIDAS ( AP). Las 189 naciones del Tratado de No Proliferación Nuclear aprobaron el viernes un plan detallado que incluye la controversial propuesta de proscribir las ojivas atómicas en el Medio Oriente dentro de las medidas para avanzar de manera gradual hacia un objetivo de largo plazo: el desarme nuclear.

Los participantes aprobaron por consenso la declaración final, de 28 páginas, en el último día de una conferencia, la cual duró un mes y se efectúa cada cinco años para revisar e impulsar los avances hacia los objetivos del Tratado de No Proliferación Nuclear, el cual data de hace 40 años.

Conforme al plan de acción, las cinco potencias nucleares reconocidas _Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia y China_ se comprometieron a acelerar una disminución de sus arsenales atómicos, adoptar medidas adicionales para disminuir la amenaza de las armas nucleares e informar en 2014 del progreso que hayan logrado.

El documento final también demanda la realización de una conferencia en 2012 "con miras al establecimiento de una zona libre de armas nucleares y libre de armas de destrucción masiva en el Medio Oriente". Esta propuesta árabe busca apremiar a Israel a que abandone su arsenal nuclear que dice no poseer.

A pesar de las posturas discordantes de Irán y Siria, ninguna parte objetó el contenido de la declaración final en la última sesión de la conferencia. El jefe de la delegación iraní, Ali Asghar Soltanieh, se sumó al caluroso aplauso de sus demás colegas en el salón de la Asamblea General de Naciones Unidas.

"Nos observan los ojos de todo el mundo", dijo el presidente de la conferencia, el filipino Libran Cabactulan, antes de autorizar la difusión del documento final con un golpe de martillo.

El documento supone "un avance de importancia hacia la concreción de las metas y objetivos del tratado", afirmó después el egipcio Mage Abedalaziz ante el Movimiento de 118 Países No Alineados, la mayoría de los cuales son naciones en desarrollo.

La conferencia se efectúa cada cinco años para revisar y avanzar hacia los objetivos del Tratado de No Proliferación Nuclear, conforme al cual las naciones suscriptoras están comprometidas a no comprar armas atómicas. Por su parte, los países que ya poseen ese armamento, buscan avanzar hacia su eliminación.

Según el tratado, todas las naciones apoyan el derecho de las demás a desarrollar de manera pacífica la energía nuclear.

La anterior conferencia del tratado, efectuada en 2005, concluyó sin una declaración de consenso, debido en parte a que el mandatario estadounidense George W. Bush había retirado el apoyo de su país a las medidas para la no proliferación como la ratificación del acuerdo que prohíbe las pruebas atómicas.

El apoyo del presidente Barack Obama para un conjunto de medidas para al control de las armas atómicas mejoró el ambiente de cooperación en la conferencia del 2010.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes