Nápoles se prepara para inundaciones por fuertes lluvias

ROMA (AP). El alcalde de Nápoles ordenó la suspensión el domingo de un esperado partido de fútbol por temor de que decenas de miles de hinchas pudiesen quedar atrapados por inundaciones inminentes, al tiempo que en el norte de Italia las autoridades monitoreaban la crecida del río Po.

Luigi De Magistris dijo que ordenó el aplazamiento del encuentro de la Serie A entre Napoli y Juventus, en parte porque el terreno ya estaba anegado, pero principalmente por temor de que unos 65,000 aficionados pudieran quedar atrapados por inundaciones o causar atascamientos de tránsito en la ciudad.

Las ruinas de Pompeya, en las afueras de Nápoles, fueron cerradas temporalmente a causa del acecho de las inundaciones, pero fueron reabiertas más tarde.

El área ha sido fustigada por fuertes aguaceros que ya han causado una muerte. Cerca del suburbio napolitano de Pozzuoli, un árbol cayó sobre un automóvil, matando al conductor, dijo el jefe de bomberos local Giovanni Fricano, en declaraciones al canal Sky TG24.

Gran parte de Italia, especialmente el noroeste, ha sido azotada por aguaceros torrenciales e inundaciones en las últimas dos semanas. La preocupación más reciente en el norte es el río Po, cuyas aguas han estado creciendo por las lluvias, dijo el jefe de la agencia de protección civil de Italia, Franco Gabrielli.

Gabrielli le dijo a reporteros que el domingo por la noche pudiera ser crucial para el nivel del Po, si las lluvias se intensifican.

Un puente a través de un afluente del Po, el Pellice, en las afueras de Turín, se desplomó el domingo, dijo la agencia noticiosa ANSA. No se reportaron víctimas.

Inundaciones en el centro de Génova, en al mar de Liguria, mataron a seis personas el viernes, incluyendo varias que se habían refugiado en una entrada junto a una importante calle cuando las aguas irrumpieron en el área.

En otras partes del país, pueblos en colinas en la región de Cinque Terre seguían paleando toneladas de lodo dejadas por una inundación previa que costó nueve vidas en Liguria y Toscana.

Gran parte de las zonas montañosas de Italia son geológicamente frágiles y muchas personas construyen casas en las laderas, dejándoles vulnerables a avalanchas.

En la vecina Francia, 11 regiones estaban en alerta el domingo luego que fuertes lluvias en las áreas de Var y Alpes-Maritime causasen la crecida de ríos e inundaciones en algunos pueblos, desplazando a centenares de personas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes