Navío de EU llega a Georgia con ayuda humanitaria

BATUMI, Georgia (AP). Un buque militar de Estados Unidos con ayuda humanitaria atracó, ayer miércoles, en el puerto georgiano de Batumi en el Mar Negro, al tiempo que Rusia envió un crucero con misiles y otros dos buques a otros puertos georgianos en una muestra de fuerza en su discrepancia con Occidente por la guerra en Georgia.

La llegada a puertos se produjo un día después de que el presidente ruso Dimitri Medvedev reconociese a los territorios rebeldes georgianos de Osetia del Sur y Abjasia como estados independientes, lo que causó críticas inmediatas de países occidentales.

La embarcación Dallas, de la Guardia Costera, con un cargamento de 34 toneladas de ayuda humanitaria, atracó en Batumi, al sur de la zona de los combates de este mes entre Rusia y Georgia. El buque evitó el puerto de Poti, que aún está bajo control de soldados rusos.

El puerto de Poti al parecer sufrió fuertes daños por los ataques rusos. Además, las tropas rusas han establecido puntos de control en el acceso norte a la ciudad y la llegada allí de un barco estadounidense pudiera ser tomada como un reto directo.

Mientras tanto, el crucero portamisiles ruso Moskva y otros dos buques militares menores anclaron en el puerto de Sujumi, la capital de Abjasia, unos 290 kilómetros al norte de Batumi. La armada rusa dijo que los barcos participarán en operaciones de paz.

Aunque los países occidentales han dicho que la presencia militar rusa en Poti es una clara violación del cese del fuego auspiciado por la Unión Europea, un importante general de Rusia afirmó que usar buques de guerra para entregar ayuda es "diabólico".

El coronel general Anatoly Nogovitsyn advirtió que la OTAN ya ha rebasado el número de fuerzas que puede tener en el Mar Negro, de acuerdo con acuerdos internacionales, y advirtió a las naciones occidentales que no envíen más buques.

"¿Puede la OTAN _que no es un Estado ubicado en el Mar Negro_ incrementar continuamente su grupo de fuerzas y sistemas allí? Resulta que no puede", dijo Nogovitsyn el miércoles, según lo cita la agencia de noticias Interfax.

La oficina del primer ministro ruso Vladimir Putin se sumó a la crítica: "Los barcos militares difícilmente son un medio común para entregar tal ayuda", afirmó Dmitry Peskov, vocero de Putin, según lo citó Interfax.

"Tales actividades indudablemente no promueven la mejoría de la situación en la región y es improbable que el régimen de Saakashvili las tome como un llamado a la paz", agregó Peskov refiriéndose al presidente pro-occidental de Georgia, Mikhail Saakashvili.

Líderes occidentales arremetieron contra Rusia por violar la soberanía territorial de Georgia.

"No podemos aceptar estas violaciones a la ley internacional ... de un territorio por el ejército de un país vecino", dijo en París el ministro francés de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner.

"La crisis de Georgia ha sido un rudo despertar", afirmó en Ucrania el secretario británico del Exterior, David Miliband, quien comparó la invasión rusa a Georgia con la invasión de la Unión Soviética a Checoslovaquia en 1968.

La canciller alemana Angela Merkel presionó el miércoles a Medvedev a través de una llamada telefónica para que cumpla inmediatamente con el plan de tregua acordado con la Unión Europea sacando a todas sus tropas de Georgia; el acuerdo exige que ambos países se retiren a las posiciones que tenían antes del 7 de agosto.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes