Negociaciones Centroamérica-UE quedan en suspenso

SAN JOSE (AFP). La abrupta suspensión de la ronda de negociaciones entre Centroamérica y la Unión Europea (UE), por la retirada de Nicaragua, dejó en suspenso la posibilidad de lograr un Acuerdo de Asociación en el plazo previsto y desató una crisis en el proceso de integración del istmo.

La ronda de negociación de Tegucigalpa, que debía culminar el viernes, fue suspendida el miércoles luego de la retirada de Nicaragua, tras ser rechazada por la UE su propuesta de crear un fondo de inversiones por 60,000 millones de euros (unos 78,000 millones de dólares).

El fondo, destinado a inversiones en Centroamérica para corregir las asimetrías entre ambos bloques, no había sido consensuado por los países del istmo, por lo que no correspondía que fuera propuesto de manera unilateral en esta ronda, dijo el canciller costarricense Bruno Stagno.

El rechazo al fondo también provino del istmo, puesto que Managua propuso que la UE aportara el 90% del dinero y el resto los cinco países centroamericanos que negocian el acuerdo (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua).

Según esta propuesta, cada país centroamericano tendría que desembolsar 1,200 millones de euros (unos 1,560 millones de dólares), suma que ninguno de ellos --mucho menos Nicaragua-- tiene disponible en esta crisis.

Ambos bloques llamaron a Managua a que "reconsidere" su retiro, pero quedó en suspenso la posibilidad de culminar las negociaciones este año y que el acuerdo sea suscrito a comienzos de 2010, como esperaban los negociadores.

El jefe de la delegación europea, Petros Mavromichalis, aseguró a la AFP que "por el momento, el mandato es negociar con los cinco o si es posible con seis, incluyendo a Panamá", pero "si se da la retirada permanente de Nicaragua se tendría que hacer una evaluación".

Costa Rica acusó al gobierno de Daniel Ortega de haber "dañado los intereses centroamericanos", mientras Guatemala llamó a Managua a volver a las negociaciones y El Salvador sugirió negociar con la UE sin Nicaragua, postura que San José también apoya.

"Esto es un surrealismo. Ningún país puede hoy sentarse en la mesa a exigir ayuda", dijo el ministro costarricense de Comercio Exterior, Marco Vinicio Ruiz.

Nicaragua "ha dañado los intereses centroamericanos. Nos pueden acusar de ser una zona inestable", expresó Ruiz.

Managua ha tenido varios roces con algunos vecinos en los últimos meses y su retirada desató una convulsión en el istmo, en momentos en que Ortega preside el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Las diferencias también salieron a luz en el cónclave de los mandatarios centroamericanos con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, efectuado el lunes en San José, al que Ortega no acudió y tampoco envió un delegado de primer nivel, aduciendo que había sido convocado al margen del SICA.

"Creo que el proceso debe de continuar, una moratoria en este momento no tiene sentido, (...) y si Nicaragua ha decidido tomar ese paso se lo respetamos, pero dejamos la puerta abierta para cuando desee entrar", dijo el vicecanciller salvadoreño, Eduardo Cálix.

"Lamentamos que la delegación de Nicaragua se retirara; sin embargo, esperamos su reincorporación", afirmó el vicecanciller guatemalteco, Alfredo Trinidad.

El acuerdo con la UE, que incluye pilares político, comercial y de cooperación, estaba avanzado en más del 90%, y ambos bloques esperaban alcanzar pleno acuerdo en la octava ronda en mayo en Bruselas.

Las principales diferencias se encuentran en algunos productos agrícolas como el banano, la carne, la leche y el azúcar, para los que Centroamérica busca una mayor apertura en Europa.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes