Neozelandés se declara culpable de fraude

WELLINGTON, Nueva Zelanda (AP). Un neozelandés se declaró culpable el jueves de encabezar un fraude piramidal por 300 millones de dólares, el más grande que ha ocurrido en Nueva Zelanda.

El ex asesor financiero David Ross se declaró culpable de cinco cargos de falsa contabilidad y robo. El hombre, de 63 años, está encarcelado a la espera de que le dicten sentencia en octubre.

Los reguladores dicen que 1.200 inversionistas perdieron más de 380 millones de dólares neozelandeses (296 millones de dólares estadounidenses) invertidos en el esquema fraudulento.

Graham Gill, administrador de la Oficina de Fraudes Graves, dijo que las pérdidas fueron por al menos 115 millones de dólares neozelandeses.

Ross comenzó a administrar fondos en 1989. La Oficina de Fraudes Graves cree por sus investigaciones que el ex asesor financiero comenzó con el esquema fraudulento a mediados del año 2000.

El año pasado los reguladores suspendieron la autorización de Ross para ser asesor financiero y su empresa Ross Asset Management fue obligada a declararse en bancarrota.

Gill dijo que Ross reportó ganancias sobre inversiones de clientes que nunca existieron.

Ross enfrenta hasta 10 años en prisión por la acusación más grave. Los reguladores no planean presentar cargos contra nadie más.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada