Nicaragua entrega a Panamá a estadounidenses fugitivos

MANAGUA ( AFP). Una pareja sospechosa de cometer asesinatos en serie en Panamá fue entregada este jueves por las autoridades de Nicaragua a policías panameños en Managua, y partieron en avión hacia ese país a enfrentar un juicio, informaron fuentes oficiales.

La pareja, capturada el lunes en el sur de Nicaragua, fue entregada bajo extremas medidas de seguridad a una delegación panameña que llegó a Managua, encabezada por el subdirector de Investigación Judicial, Omar Pinzón, y el jefe de Interpol-Panamá, Alexis Muñoz.

Una caravana de vehículos de la policía custodiados por agentes armados con el rostro cubierto con pasamontañas trasladó a la pareja desde las celdas de máxima seguridad de Auxilio Judicial, en el antiguo centro de Managua, al aeropuerto internacional Augusto C. Sandino, distante unos 15 km, donde fue subida esposada a un avión que partió con destino a Panamá.

Los sospechosos, identificados como William Adolfo Cortez Reese, alias "Wild Bill" (Salvaje Bill), y su mujer Jane Seana Cortez, portaban pasaportes holandeses, pero se sospecha que no sean sus verdaderos nombres y que tampoco sea esa su nacionalidad.

Los dos detenidos subieron al avión sin hacer declaraciones a la prensa.

El subdirector de Policía de Nicaragua, Carlos Palacios, explicó que antes de deportar a la pareja hubo contactos con la policía federal de Estados Unidos (FBI), por versiones de que los detenidos habrían cometido delitos en ese país.

En Estados Unidos "los peritos todavía no tienen completas las investigaciones para proceder a su extradición, entonces por eso se procedió a entregarlos a las autoridades de Panamá", dijo Palacios.

Pinzón agradeció a las autoridades nicaragüenses por "la inmediata captura de esta pareja criminal".

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, anunció este jueves que "todo el peso de la ley " caerá sobre la pareja, que escapó primero a Costa Rica y luego a Nicaragua, donde fue capturada por soldados que custodiaban la frontera en la zona del río San Juan.

"Es uno de los primeros casos de asesinos en serie que tenemos, le va a caer todo el peso de la ley", dijo Martinelli en el aeropuerto de Albrook en la capital, donde se esperaba la llegada de la pareja desde Managua.

La pareja era buscada en Panamá acusada del asesinato de Cheryl Linda Hughes y Bo Barry Icelar, cuyos cuerpos fueron encontrados enterrados en una finca de su propiedad, dijo Pinzón.

Otras cinco personas están desaparecidas y se sospecha que fueron asesinadas por la pareja, agregó.

El embajador de Estados Unidos, Robert Callahan, felicitó a las autoridades nicaragüenses por la captura de la pareja, que aparentemente asesinaba a sus víctimas para apropiarse de sus inmuebles y otros bienes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes