Nicaragua insiste en sí a La Haya y no a la OEA

MANAGUA ( AP). Nicaragua insistió el lunes en que su diferendo con Costa Rica por el dragado del río San Juan debe ser ventilado por la Corte Internacional de Justicia de La Haya y que se mantendrá "al margen" de la OEA en el mismo.

La Organización de los Estados Americanos " debe cerrar ese debate por no tener competencia, y dejar que sea la Corte Internacional de Justicia quien asuma su natural jurisdicción y competencia", afirmó el presidente Daniel Ortega al leer en cadena de radio y televisión un pronunciamiento del Consejo de Estado reunido por la noche.

Agregó que el diferendo sobre el fronterizo río San Juan " ya es cosa juzgada", y que la sentencia de La Haya de julio del 2009 sobre el caso " es de ineludible cumplimiento y no puede ser modificada ni por la misma Corte... No puede modificarla ni alterarla en ninguna de sus partes".

En Costa Rica, en un acto con obispos centroamericanos el lunes por la noche, la presidenta Laura Chinchilla solicitó que la Iglesia católica promueva el diálogo y la paz en el conflicto limítrofe entre las dos naciones.

La mandataria participó en la inauguración de la asamblea general del Secretariado Episcopal de América Central. Como parte de su intervención, agradeció a los obispos nicaragüenses su presencia en el país.

" Esto es prueba de que estos conflictos no deben de afectar la relación de los pueblos", comentó.

" Estoy convencida de que podemos superar las dificultades si actuamos de espíritu fraternal y con respeto mutuo. La Iglesia católica puede brindar una contribución invaluable, tanto orando por la paz y tranquilidad, como exhortando a sus comunidades a no dejarse llevar por voces de extremismo y xenofobia", expresó Chinchilla.

La gobernante reiteró que Costa Rica " no tiene ninguna aspiración sobre el río San Juan", y aseguró que considera posible dar fin al problema " si el gobierno nicaragüense retira las tropas que tiene en suelo costarricense y frena el daño ambiental que se está causando".

No obstante, la declaración de Ortega ratificó la decisión de que el ejercito y la policía nicaragüenses " se mantengan como hasta ahora en territorio nacional para continuar la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado".

Reiteró también que su país, basado en el " principio de reciprocidad", tiene derecho para " solicitar la navegación libre" por el costarricense río Colorado " mientras dure el dragado del río San Juan".

Agregó que ese derecho tiene " su asidero" en la sentencia de la Corte y en los laudos Cleveland y Alexander.

El pronunciamiento expresa además que debe ser en la Corte donde debe tratarse el caso de " los daños ecológicos causados por Costa Rica sobre el río, que es de plena soberanía nicaragüense y sobre el cual ese país sólo tiene derecho de navegación en una parte de su cauce".

Insistió además en que " Nicaragua no acepta los tratados suscritos por otros países de los cuales Nicaragua no sea parte".

Horas antes, el Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua dijo esperar que la disputa limítrofe entre ambos países no afecte el comercio.

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, recordó que a finales de junio del 2009, durante el golpe de Estado al presidente hondureño Manuel Zelaya, el comercio con ese país estuvo cerrado por lo menos dos días, perjudicando al sector empresarial.

" Insistimos en que no se mezcle el tema comercial con el tema político", dijo Aguerri al Canal 12 de la televisión nicaragüense.

El dirigente dijo que el tema será propuesto la próxima semana en una reunión que sostendrán en Argentina los sectores empresariales de Iberoamérica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes