Nicaragua libera bloqueos en Masaya con fuerte represión

Policías y paramilitares de Nicaragua atacaron desde las primeras horas del martes la ciudad de Masaya para liberar los bloqueos viales y retomar su control.

“La población de Masaya, la población del barrio Monimbó, nos ha pedido que los liberemos de los delincuentes y terroristas que los tienen atrapados con esos tranques de la muerte, y nosotros vamos a hacerlo al costo que sea”, dijo el lunes por la tarde el jefe de la policía de Masaya, comisionado Ramón Avellán.

En su intervención de mediodía a los medios oficiales, la vocera y vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, dijo que era necesario “limpiar” la ciudad --particularmente el barrio indígena de Monimbó-- porque era centro de vejaciones y atropellos contra los ciudadanos, como un oficial de la policía que murió en una barricada el fin de semana.

Según Murillo, los manifestantes son un grupo de “golpistas, unos pocos, malignos, siniestros, diabólicos, satánicos y terroristas”.

Las alertas del ataque del martes por la mañana llegaron de Yubran Suazo, líder de la Resistencia Cívica de Masaya, a través de un audio de voz en las redes sociales.

“Nos están rodeando. Son enormes cantidades de paramilitares vestidos de camisa azul. Están por todas partes y nos van a caer con todo”, anunció.

Por su parte, el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio José Báez, escribió en su cuenta de Twitter: “¡Atacan Monimbó! Las balas están llegando hasta la parroquia María Magdalena, en donde está refugiado el sacerdote. ¡Que Daniel Ortega detenga masacre! ¡A la gente de Monimbó, les ruego salven sus vidas!”.

Las imágenes difundidas por la televisión local muestran a pobladores de Masaya escondidos tras barricadas de un fuerte ataque con armamento de alto calibre y respondiendo con morteros artesanales.

El analista político Oscar René Vargas dijo a The Associated Press que la intención del gobierno es “declarar libre” a Masaya para presentarlo como una victoria el 19 de julio, cuando se cumplen 39 años de la revolución que derrocó a la dictadura somocista.

“Sería una victoria táctica pero no estratégica porque la rebelión a lo interno se va a mantener y a nivel internacional Ortega se seguirá mostrando como lo que es: un dictador que trata de imponerse a sangre y fuego”, dijo Vargas.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) confirmó al canal 100% Noticias la muerte de un oficial de la policía muerto y decenas de heridos, por lo que insistió en la apertura de un corredor humanitario para sacar víctimas. La ANPDH ha contabilizado más de 350 muertos desde el 18 de abril, cuando iniciaron las protestas, pero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos registró una cifra de alrededor de 250.

El lunes la Asamblea Nacional de Nicaragua, controlada por el gobernante Frente Sandinista, aprobó una ley contra el terrorismo, que según denunció la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, podría usarse para criminalizar la protesta pacífica.

"El texto es muy vago y permite una amplia interpretación que podría provocar que se incluyera (en la definición de terrorista) a personas que simplemente están ejerciendo su derecho a la protesta", afirmó la oficina del Alto Comisionado en un comunicado.

Para Vargas “es obvio que lo que busca esa ley es legalizar la persecución de quienes decidan manifestarse o apoyar las manifestaciones en contra del gobierno”.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7