Nietos de familia real visitan al principe Felipe en el hospital

LONDRES (AP). La reina Isabel II exaltó el domingo la importancia de la familia en su mensaje de Navidad mientras que su esposo, el príncipe Felipe, recibió en el hospital la visita de los nietos de ambos mientras se recupera de la intervención cardiaca a la que fue sometido.

Debido a que los médicos le colocaron una endoprótesis coronaria, el duque de Edimburgo, de 90 años, se perdió las actividades navideñas tradicionales de la familia real, como abrir los regalos juntos, ir por la mañana a misa y ver el discurso televisivo de la reina.

El esposo de la reina fue hospitalizado el viernes después de que se quejó de dolores en el pecho, problema que los médicos atribuyeron a la obstrucción de una arteria coronaria.

El Palacio de Buckingham dijo desconocer la fecha en la que se dará de alta a Felipe.

"El duque se encuentra de buen ánimo y permanecerá en observación un periodo corto en el hospital", señaló el palacio.

El príncipe Guillermo y su hermano, el príncipe Enrique, llegaron en coches separados al Hospital Papworth desde Sandringham, la hacienda extensa de la reina en la que se reúne la familia real para celebrar la Navidad.

Las hijas del príncipe Andrés, Beatriz y Eugenia, también vinieron al hospital, junto con los hijos de la princesa Ana, Zara y Pedro.

La visita de los nietos reales duró 45 minutos y tuvo lugar después de que fuera transmitido a nivel nacional el mensaje de Navidad de a la reina Isabel, que había sido grabado de antemano. La familia real presencia unida el discurso de la reina por televisión.

El tema del mensaje de la reina _la familia_ fue especialmente conmovedor debido a que coincidió con la recuperación de Felipe en el hospital.

La reina, que usó un vestido alegre rojo, dijo que recalcaba la importancia de la familia tras los matrimonios de dos de sus nietos que tuvieron lugar este 2011, el de Guillermo y Zara.

La boda real de Guillermo cautivó al mundo y tuvo lugar en abril en la Abadía de Westminster, en tanto que la de Zara se efectuó en julio y se caracterizó por ser una ceremonia reservada pero elegante.

La reina, de 85 años, pronuncia todos los años un mensaje pregrabado de Navidad que es transmitido por radio desde 1952 y por televisión desde 1957. Ella escribe el texto y este constituye una ocasión extraordinaria en la que la reina emite opinión son consultar al gobierno.

La reina habló de la fortaleza que la familia puede dar en tiempos difíciles y el forjamiento de amistades a menudo en periodos también difíciles.

Isabel II señaló a las naciones de la Mancomunidad como un ejemplo de que la familia "no necesariamente significa parientes de sangre sino a menudo la descripción de una comunidad".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes