Nigeria: No hay arrestos tras matanza de 38 cristianos

MAIDUGURI, Nigeria (AP). Las autoridades nigerianas no habían podido identificar el domingo a los sospechosos de varios hechos de violencia en contra de cristianos en víspera de Navidad, que dejaron 38 muertos, mientras se reportaban nuevos episodios de violencia en el área de Jos, pero tampoco se sabía cuánta gente podría haber muerto o sufrido lesiones.

Decenas de hombres armados atacaron una iglesia en Nochebuena, arrastraron al pastor fuera de su casa y lo mataron, al igual que a dos jóvenes que ensayaban villancicos para un oficio religioso nocturno.

El grupo de unos 30 atacantes, armados con pistolas y cuchillos, también ultimó a dos personas que pasaban por la iglesia bautista Victoria. Los agresores se fueron tras prenderle fuego a la iglesia y a la casa del pastor.

Danjuma Akawu, secretario de la iglesia, logró escapar junto a otros trepando una reja del recinto religioso.

"No puedo entender estos ataques", dijo Akawu. "¿Por qué cristianos? ¿Por qué cristianos? La Policía no nos ha protegido", agregó.

En el otro lado de la ciudad, el reverendo Haskanda Jessu reportó que tres hombres armados irrumpieron en la iglesia de Cristo en Nigeria una hora después, matando a un guardia de 60 años.

Al menos 38 personas murieron en Nochebuena en ataques en Nigeria, incluyendo los seis asesinados en iglesias en el norte del país a manos de lo que se sospecha es una secta radical musulmana. En el centro del país, 32 personas fallecieron en una serie de explosiones, que representan los peores incidentes de violencia en el lugar desde mayo.

Dos de las bombas explotaron el viernes cerca de un mercado donde la gente realizaba compras navideñas de última hora. Un tercer artefacto estalló en un área principalmente cristiana de Jos, mientras que un cuarto impacto ocurrió en una calle que lleva a la mezquita más importante de la ciudad.

Se desconocía si las bombas y los ataques en las iglesias estaban relacionados. Las dos áreas están a unos 520 kilómetros (320 millas) de distancia.

Boko Haram _el grupo radical que algunos sospechan perpetró los ataques en las iglesias_ solía tener su sede en Bauchi, a unos 120 kilómetros (75 millas) de las explosiones. Antes operaba desde Maiduguri, donde ocurrieron los ataques a las iglesias.

El presidente nigeriano Goodluck Jonathan ha expresado sus condolencias a las víctimas y dijo que el gobierno llevará a los culpables ante la justicia.

La violencia contra grupos religiosos ya ha dejado más de 500 muertos este año en Jos y poblados cercanos, pero la situación estaba relativamente calmada desde mayo.

Nigeria, un país de 150 millones de personas, está dividida casi en igual proporción entre musulmanes en el norte y cristianos en el sur.

La violencia en la zona tiene más que ver con política, economía y derechos a la tierra que con la religión. El gobierno del estado de Plateau, cuya capital es Jos, es controlado por políticos cristianos que impiden que los musulmanes sean reconocidos legalmente como ciudadanos, lo que imposibilita a muchos obtener empleos gubernamentales.

___

El periodista de The Associated Press Ahmed Mohammed en Jos, Nigeria, contribuyó para este despacho.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes