Niños en el este de Libia lidian con horrores de la guerra

BENGASI, Libia ( AP). Uno de los dibujos muestra a un soldado libio con uniforme verde matando a un manifestante de la oposición. Otro, restos humanos ensangrentados junto a una camioneta pickup destrozada por la aviación de la OTAN. Y un tercero _ el ataúd de un combatiente envuelto en la bandera roja, negra y verde de Libia.

Los dibujos de Leena al-Bishari, de 12 años, ofrecen un panorama del levantamiento popular contra Moamar Gadafi a través de los ojos de los niños.

Esas imágenes y otras parecidas cuelgan en una escuela municipal de Bengasi, la capital de facto de la zona oriental de Libia controlada por los rebeldes, y muestran el daño sicológico causado por más de dos meses de guerra en los niños del país, dijeron varios voluntarios que crearon recientemente un programa en la escuela para ayudar a los niños a asimilar mejor los efectos de la guerra.

" El efecto sicológico es causado por estar todo el día con sus familiares y ver las noticias de cañoneos y matanzas en la televisión", dijo Mohammed al-Ghaziri, un empresario de 38 años y padre de dos que ayudó al inicio del programa. " Esto crea una sensación de temor al ver cómo reaccionan sus padres".

Bengasi estuvo a punto de caer en marzo en manos de la tropa de Gadafi antes que la aviación de la OTAN destrozara sus tanques a punto de atacar la ciudad. Muchas ciudades en el occidente de Libia, controladas mayormente por Gadhafi, han salido peor libradas: han muerto miles de sus residentes.

Los niños de Bengasi poco han tenido que hacer salvo presenciar los horrores de la guerra, ya que las escuelas permanecen cerradas desde que comenzó la revolución a mediados de febrero, y muchos padres han evitado que sus niños jueguen en las calles por temor a que sean alcanzado por los disparos de los combatientes, dijo al-Ghaziri.

Las autoridades se muestran renuentes a reanudar las clases antes de que dimita Gadafi porque muchos maestros y alumnos mayores se fueron de voluntarios a la rebelión, dijo Hana el-Gallal, responsable de enseñanza en Bengazi.

Mientras tanto, al-Ghaziri y otros residentes del barrio Al-Leithi de Bengasi decidieron crear un programa en una de las escuelas públicas para que los niños pudieran dibujar, cantar y jugar.

" Queremos que los niños olviden la guerra e intenten llevar una vida normal", dijo Asma al-Sedawi, una estudiante de inglés de 18 años que ofrece voluntariamente sus servicios como maestra de arte. "Iniciamos este lugar para que los niños pudieran sentirse como si estuvieran en otro país, en otro mundo".

El programa comenzó el sábado con unos 100 estudiantes con edades entre los 3 y los 14 años y ha duplicado con creces su tamaño, dijo al-Ghaziri. Hay otro programa parecido en un barrio del centro de Bengasi, y otros cuatro más deberían comenzar en otras partes de la ciudad, agregó.

Uno de los alumnos de al-Sedawi es Leena, cuya naturaleza tranquilizadora contrasta con las imágenes de violencia en sus dibujos. La niña indicó que muestran "los crímenes de Gadafi matando a su propio pueblo".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes