Niños de hasta 10 años son acusados como adultos

Cuando dos niñas de 12 años de Wisconsin fueron acusadas esta semana de apuñalar a una amiga y casi matarla, a las autoridades no les quedó más remedio que enviarlas al tribunal de adultos.

En más de la mitad del país, niños de hasta 10 años con frecuencia son acusados como adultos automáticamente sobre la base de leyes destinadas a controlar los delitos relacionados con pandillas y armas. Pero la práctica ha sido cuestionada ampliamente por expertos en delincuencia juvenil, quienes dicen que investigaciones muestran que muchos delincuentes juveniles no representan amenazas a largo plazo para la sociedad.

No obstante, el autor de la ley de Wisconsin la defiende, e incluso un profesor que se opone a tales leyes admite que muchos de los casos juveniles más atroces serían enviados de toda forma al tribunal para adultos por los jueces.

"Lo que ha mostrado el desarrollo adolescente es que incluso los psicólogos no pueden diferenciar entre los chicos que van a crecer y ser delincuentes reincidentes, que son la excepción, y quienes superarán con la edad sus mal comportamiento", dijo Emily Keller, abogada de la organización no lucrativa Juvenile Law Center, de Filadelfia.

Las dos niñas dijeron a los detectives que el ataque fue un intento de complacer a Slenderman, personaje ficticio de un portal de Internet dedicado al horror. Si las declaran culpables pudieran ser condenadas a un máximo de 65 años. La víctima seguía hospitalizada el miércoles.

Wisconsin es uno de los estados más duros cuando se trata de castigar a niños como si fueran adultos. Una ley estatal de 1995 exige que los fiscales presenten cargos como adultos en casos de homicidio o intento de homicidio si el menor tiene al menos 10 años. Otros 28 estados tienen leyes similares, aunque la edad mínima es de 13 años.

Muchas de las leyes datan de las décadas de 1980 y 1990, cuando estaban exaltados los temores públicos debido al aumento en los delitos juveniles y al pronóstico de un investigador de la Universidad de Princeton en el sentido de que el país podía caer presa de una generación de jóvenes violentos "superpredadores" provenientes de familias desechas, que actuaban sin temor ni remordimiento.

Las leyes marcaron una desviación de una tradición que comenzó cuando fue establecida la primera corte juvenil de la nación en 1899 en Chicago, con el objetivo de rehabilitar, en lugar de castigar, a los delincuentes juveniles. La mayoría de los sistemas de justicia juvenil de hoy ofrecen servicios sociales, atención de salud mental, educación y otros programas para ayudar a los menores a rehacer su vida.

Bonnie Ladwig, entonces legisladora republicana de Mount Pleasant, ayudó a redactar la nueva ley, que redujo a 10 años la edad mínima para ser juzgado como adulto.

Ladwig sigue pensando que fue lo correcto y no siente simpatía por las niñas acusadas de acuchillar a su amiga en un parque de Waukesha el fin de semana pasado.

"Obviamente estas muchachas estuvieron planeado esto desde diciembre, así que no fue simplemente un accidente", enfatizó.

El asunto crucial entre criminólogos es si algunos individuos están más allá de la rehabilitación.

"Hay ciertamente individuos que parecen continuar delinquiendo independientemente los servicios que se les ofrezca", dijo Nadine Connell, profesora de Criminología de la Universidad de Texas en Dallas. "La pregunta clave es si podemos distinguir a esos individuos a una edad temprana. Yo diría que no muy bien".

Las niñas dijeron a investigadores que planearon el apuñalamiento después de leer historias en internet sobre una figura misteriosa que aterrorizaba niños. Una de ellas dijo que al principio le horrorizó la idea, pero se entusiasmó con mostrar a otros que Slenderman era real, según documentos de la corte.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7