"Noche blanca" de oración por la beatificación de Juan Pablo II

CIUDAD DEL VATICANO (AFP). Cientos de fieles de todo el mundo se congregon este sábado en el corazón de Roma, el Circo Máximo, para una especial "noche blanca" de oración y testimonios dedicada a la beatificación el domingo de Juan Pablo II.

No obstante la lluvia y el frío inusual para esta época del año, la capital italiana está invadida por peregrinos y turistas y adornada con inmensas pancartas con fotos del nuevo beato bendiciendo o con sus frases más famosas.

"No podía faltar a un momento histórico como este. Acabamos de llegar y el clima es formidable", contó la inglesa Patricia Wocial, de 48 años, quien llegó acompañada por sus dos hijas.

"Será una fiesta de fe", escribió el Papa Benedicto XVI en un mensaje publicado este sábado por el diario de la Santa Sede, L'Osservatore Romano, que tilda la beatificación de pontífice polaco de "evento sin precedentes en los últimos diez siglos de historia de la Iglesia".La elevación a los altares de Karol Wojtyla, quien reinó de 1978 al 2005, es la más rápida de la era moderna, comparable sólo a la de Madre Teresa de Calcuta, ya que ocurre a tan sólo seis años y 20 días de su muerte, ocurrida el 2 de abril del 2005.

La primera vez en siglos que un pontífice proclama beato a su predecesor, será festejado por la iglesia católica con gran pompa, por lo que ha dedicado tres días, del 30 abril al 2 de mayo, a la conmemoración de uno de los Papas más carismáticos, emblema de la era global, tras haber recorrido el planeta, realizado 104 viajes al exterior y empleado todo tipo de medios de comunicación para enviar su mensaje.

"Existe la posibilidad de lograr en breve su canonización", reconoció este sábado el cardenal Angelo Amato, prefecto de la congregación para la Causa de los Santos, quien contó que han llegado "de todas partes del mundo" señalamientos de nuevos milagros atribuidos a Juan Pablo II.

Para ser santo se necesita haber intercedido en un segundo milagro, para lo cual se abre de nuevo un proceso, que en algunos casos puede llevar siglos.

La monja francesa Marie Simon-Pierre, de 50 años, cuya curación milagrosa de la enfermedad de Parkinson abrió el camino para la beatificación del primer papa eslavo de la historia, figura entre los testimonios que participan en la vigilia organizada en el Circo Máximo.

Estarán presentes también dos figuras cercanas y claves para el largo pontificado de Juan Pablo II, de casi 27 años: el español Joaquín Navarro-Valls, primer jefe de prensa laico de la Santa Sede y el cardenal polaco Stanislaw Dziwisz, por más de 40 años el secretario privado de Karol Wojtyla, considerado su "hijo putativo".

Animada por el Coro de la diócesis de Roma y la Orquesta del Conservatorio de Santa Cecilia acompañados por el coro de la comunidad filipina de Roma y el coro Gaudium Poloniae, la velada en la sugestiva explanada del Circo Máximo, la pista de carreras durante el imperio romano, recorrerá la vida del nuevo beato.

"También reviviremos con imágenes los últimos meses del pontificado de Juan Pablo II, marcados por el sufrimiento", contó monseñor Marco Frisina, entre los organizadores del evento.

Debido al mal tiempo, la mayoría de los peregrinos, se calcula unos 100.000, se han refugiado en los numerosos templos de la Ciudad Eterna.

Ocho iglesias, que se encuentran a lo largo del recorrido (unos 3 kilómetros) que desde el Circo Máximo lleva a la basílica de San Pedro,-- donde se celebrará la beatificación el domingo--, permanecerán abiertas hasta el amanecer y los fieles podrán confesarse en varios idiomas.

Mientras el Vaticano calcula que unas 300.000 a 500.000 personas asistirán a la ceremonia y las autoridades de la capital temen una avalancha de más de un millón, la plaza de San Pedro es un hervidero de puestos de venta de recuerdos: llaveros, camisetas, sombreros, estatuillas, afiches, tazas, vasos, platos, medallas y rosarios del nuevo beato.

"Pasaremos la noche en vela", confesó Patricia Wocial.

Tras la solemne ceremonia del domingo presidida por Benedicto XVI en la plaza de San Pedro, a la que asistirán 22 jefes de Estado y de Gobierno, el féretro de Juan Pablo II será expuesto en la basílica para la veneración de los fieles.

El lunes, una misa de agradecimiento cerrará los festejos en honor del llamado "Papa magno".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes