Norcorea: Kim supervisó el último ensayo armamentístico

Corea del Norte dijo el sábado que su líder, Kim Jong Un, supervisó otra prueba de un nuevo sistema lanzacohetes múltiple que podría mejorar la capacidad del país para alcanzar objetivos en Corea del Sur y bases militares estadounidenses en el país.

El reporte de la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA, por sus siglas en inglés) se produjo un día después de que el ejército surcoreano dijo que detectó que Pyongyang lanzó proyectiles al mar dos veces en su costa oriental, en el tercer ensayo de este tipo en poco más de una semana.

Según los expertos, el Norte incrementó sus pruebas para tratar de aumentar la presión sobre Washington y Seúl por el estancamiento de las negociaciones nucleares con Estados Unidos y las maniobras militares previstas entre los ejércitos surcoreano y estadounidense. Las exhibiciones del arsenal norcoreano podrían aumentar en los próximos meses si las conversaciones no avanzan, agregaron.

Pyongyang dijo que Kim supervisó el primer lanzamiento del mismo sistema lanzacohetes el miércoles. El líder expresó “gran satisfacción” por las pruebas del viernes, que confirmaron “el rendimiento del nivel de control de altitud en vuelo del sistema, la capacidad de cambio de trayectoria, la precisión para alcanzar un objetivo y la potencia de explosión de la ojiva del proyectil guiado”, apuntó KCNA.

La información de la agencia no incluyó menciones directas a Estados Unidos o Corea del Sur.

Los ejércitos estadounidense y surcoreano compartían la valoración de que los cohetes lanzados por el Norte el viernes podrían ser misiles balísticos de corto alcance, explicó la oficina presidencial de Seúl.

Seúl concluyó también que las armas testadas el miércoles eran misiles balísticos y mantuvo su criterio incluso después de que el Norte dijese que se trató de un “sistema de lanzamiento múltiple de cohetes de gran calibre” recién desarrollado.

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur dijo el viernes que los lanzamientos se efectuaron a las 02:59 y 03:23 de la madrugada desde una zona de la costa este norcoreana y los proyectiles recorrieron 220 kilómetros (137 millas). El alcance sería suficiente para alcanzar la zona metropolitana de Seúl, donde vive alrededor de la mitad de la población del país, y una importante base militar estadounidense ubicada justo a las afueras de la ciudad.

El 25 de julio, Pyongyang disparó dos misiles balísticos de corto alcance que, según las autoridades surcoreanas, recorrieron 600 kms (370 millas) antes de acabar en el mar.

Según el Norte, estas pruebas están diseñadas para enviar una “solemne advertencia” a su vecino del sur sobre su compra de aviones de combate de alta tecnología fabricados por Estados Unidos, y sobre las maniobras militares conjuntas, que Pyongyang califica de ensayo para una invasión. El ejército norcoreano también probó misiles de corto alcance el 4 y el 9 de mayo.

Los últimos ensayos del Norte se produjeron mientras Gran Bretaña, Francia y Alemania _ luego de una sesión informativa a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas _ calificaban su reciente actividad de violación de las sanciones de la ONU. Los tres países instaron a Pyongyang a entablar "negociaciones significativas” con Estados Unidos para la desnuclearización y afirmaron que las sanciones internacionales deberían mantenerse hasta que se desmantelen los programas de nuclear y de misiles balísticos.

En otra información publicada por KCNA el sábado, un vocero no identificado del Ministerio de Exteriores norcoreano criticó el comunicado de las tres naciones europeas y dijo que el Norte ni reconoció ni reconocerá nunca las resoluciones de la ONU, que considera que son una “grave provocación” a su gobierno.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes