Norcorea no tomará represalia por maniobras surcoreanas

YEONPYEONG, Corea del Sur (AP). Corea del Norte calificó este lunes las maniobras de artillería surcoreanas realizadas desde una isla fronteriza una "temeraria provocación militar", pero dijo que no tomaría represalia, retractándose de previas amenazas de responder con ataques.

El Norte dijo que después de las maniobras de 90 minutos terminaron, iba a abstenerse de atacar debido a que Seúl había cambiado la zona de sus maniobras.

La declaración difundida por la agencia oficial de noticias Central Coreana insinuó que el Norte percibió los ejercicios del lunes diferentes de los previos que provocaron su reacción el mes pasado porque los proyectiles surcoreanos cayeron más al sur de las costas norcoreanas. Las maniobras del mes pasado fueron seguida de una andanada de proyectiles norcoreanos, causando la muerte a dos infantes de marina y a dos civiles, destruyeron extensas partes de la isla y provocaron un empeoramiento en la tensión de las dos Coreas.

El Norte se atribuye la soberanía de las aguas de la costa de Yeonpyeong, y durante el enfrentamiento armado del mes pasado, el Norte acusó al Sur de disparar fuego de artillería a sus agua, mientras que el Sur dijo que había disparado hacia el sur, no hacia el norte.

Sin embargo, el norte mantuvo su acalorada retórica, advirtiendo que usaría su poderío militar para volar las base surcoreanas y estadounidense.

Durante sus maniobras, Corea del Sur disparó fuego de artillería y envió sus aviones de combate a fin de impedir ataques después que su vecino norteño advirtió de una represalia catastrófica si realizaba sus maniobras. Asimismo evacuó a centenares de residentes en el territorio cercano a la frontera norcoreana y envió a los residentes de las islas adyacentes a las aguas en disputa a refugios subterráneos en medios de crecientes temores de guerra.

No hubo señal inmediata de una respuesta militar norcoreana durante los ejercicios, afirmó un funcionario del Ministerio de Defensa, que habló a condición de no ser identificado debido a normas oficiales.

Diplomáticos de la ONU reunidos en Nueva York no lograron encontrar una solución para la crisis, pero el lunes se produjo cierta señal de diplomacia, cuando un funcionario estadounidense de alto rango anunció que Norte había hecho dos concesiones nucleares.

Antes de las maniobras del lunes, Corea del Norte advertió sobre una "catástrofe" si Corea del Sur seguía adelante con sus ejercicios militares. Similares maniobras provocaron el 23 de noviembre una andanada de la artillería norcoreana que constituyó su primer ataque contra áreas habitadas por población civil desde la conclusión de la guerra coreana 1950-53.

Las autoridades ordenaron a residentes, autoridades locales y periodistas situados en Yeonpyeong y en otras cuatro islas a evacuar a refugios subterráneos debido a posibles ataques de Corea del Norte, dijo un vocero del gobierno del condado de Ongjin, Won Ji-young.

En la provincia de Gyeonggi cercana a la capital, 42 residentes de comunidades agrícolas adyacentes al territorio fronterizo fueron evacuados y fueron albergados en un área hacia el sur hasta que los ejercicios hayan terminado, dijo un funcionario provincial, no identificado.

Un camarógrado de Associated Press escuchó el estallido de explosiones de artillería el lunes por la tarde.

El domingo en la noche, al concluir una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU que se extendió ocho horas, la embajadora estadounidense Susan Rice dijo que la amplia mayoría de los 15 integrantes del consejo insistieron en "condenar sin ambages" a Corea del Norte, pero no hubo unanimidad.

Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y varios otros países exigieron que el Consejo de Seguridad condene a Corea del Norte por el ataque armado contra la isla Yeonpyeong y el hundimiento del Cheonan, un buque de guerra surcoreano donde murieron 46 marineros del cual se responsabilizó a un torpedo norcoreano, indicaron diplomáticos.

Algunos diplomáticos señalaron que Rusia mostró "flexibilidad" sobre el texto de una solución negociada que incluía una condena a Corea del Norte, pero indicaron que China se negó a acceder a cualquier condena contra Pyongyang e incluso se opuso a incluir el nombre de la isla Yeonpyeong en una declaración, insistiendo que el texto se refería a eventos del 23 de noviembre.

Tanto China como Rusia, los países con relaciones más cercanas a Corea del Norte, exhortaron a Corea del Sur a que suspenda las maniobras. Pero Estados Unidos, un firme aliado de Seúl, ha defendido el derecho de los surcoreanos a entrenarse para su propia defensa, algo que fue reiterado por Rice, quien manifestó que los dos ataques norcoreanos hacen que tal entrenamiento sea "prudente dado que la beligerancia norcoreana ha cobrado 50 vidas surcoreanas tan solo en los últimos nueve meses".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes