"Noriega no tiene el estatuto de prisionero de guerra"

PARÍS ( AFP). El ministerio francés de Justicia afirmó el jueves que el ex dictador panameño Manuel Noriega, detenido preventivamente en París desde el martes tras su extradición desde Estados Unidos, no tiene en Francia el estatuto de prisionero de guerra como afirman sus abogados.

" Noriega no goza del estatuto de prisionero de guerra. Tiene una causa judicial en nuestro territorio por infracciones de derecho común que además no fueron cometidas en el ejercicio de su servicio como militar", indicó el portavoz del ministerio de Justicia, Guillaume Didier, interrogado por la AFP.El miércoles, uno de sus abogados defensores, Antonin Levy, indicó que las condiciones carcelarias de Noriega, de 76 años, en la prisión parisina de La Santé, en la que fue alojado el martes a la tarde, no eran " conformes a su estatuto de prisionero de guerra".

Durante una audiencia pública horas después de su llegada a Francia, otro de sus defensores, el reconocido experto penalista francés Olivier Metzner, acusó a Francia de " faltar a su palabra", pues se había comprometido con Estados Unidos a " mantenerle su estatuto de prisionero de guerra".

Metzner afirmó este jueves en que " una vez acordado, el estatuto de prisionero de guerra es definitivo".

El ministerio de Justicia " no tiene competencia sobre ese punto y viola al mismo tiempo la convención de Ginebra y el compromiso de Francia con Estados Unidos", insistió y agregó que pedirá " la repatriación de Noriega a Estados Unidos".

Noriega, capturado tras la cruenta invasión estadounidense de Panamá en 1989, fue condenado en 1992 a 40 años de prisión -reducidos luego a 30 y a 17 años- por tráfico de estupefacientes. Estados Unidos le concedió el estatuto de prisionero de guerra.

El propio Noriega reclamó ante un juez francés su repatriación a Panamá en virtud de la Convención de Ginebra, y puesto que ya cumplió su pena en Estados Unidos donde se le reconoció ese estatuto.

" Dicho esto, las condiciones generales de detención en Francia permiten respetar los diferentes imperativos previstos por la Convención de Ginebra para los prisioneros de guerra", dijo el portavoz, antes de indicar que en ese contexto Noriega " puede recibir y expedir correspondencia, paquetes, hacer actividad física al aire libre, recibir atención médica y ayuda espiritual".

" Aunque nada nos obliga a hacerlo, el ministerio de Justicia aceptó que Noriega pueda recibir la visita del CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja) para garantizar el seguimiento del que se benefició en Estados Unidos", agregó el mismo vocero.

En su decisión, el juez Jean Michel Matthon, que presidió la audiencia del miércoles, pidió a la prisión parisina que se tuviera en cuenta la salud de Noriega. El magistrado consideró que " el estatuto de prisionero de guerra no es imcompatible" con su detención preventiva en Francia, que lo volverá a juzgar por lavado de dinero del narcotráfico.

En 1999, el Tribunal Correccional de París -de delitos penales- lo condenó en ausencia a 10 años de reclusión por blanqueo de dinero de la droga, principalmente en inversiones inmobiliarias, y a una multa de 11,4 millones de euros.

El 12 de mayo próximo la sala del Tribunal Correccional establecerá la fecha del juicio que podría celebrarse en los próximos seis meses, posiblemente en junio o julio.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes