Noriega exigió repatriación a Panamá

PARÍS ( AFP). El ex dictador Manuel Antonio Noriega exigió el martes su repatriación a Panamá tras su cautiverio como " prisionero de guerra", durante una audiencia pública ante un juez en París, adonde llegó esta mañana extraditado desde Estados Unidos.

" Me atengo a que tengo derecho a todo lo que establece la Convención de Ginebra (...) a la repatriación tras el fin del cautiverio como prisionero de guerra", declaró Noriega, de 76 años, en el Palacio de Justicia de París ante un juez que debe decidir sobre su eventual prisión preventiva.

Noriega fue capturado en 1989 después de que tropas estadounidenses perpetraran una cruenta invasión de su país y lo derrocaran, llevándolo a Estados Unidos, donde fue juzgado y condenado a 40 años de prisión, pena que después fue sucesivamente reducida a 30 años y a 17 años.

" Invoco el derecho que poseía como jefe de Estado cuando sucedieron los hechos", añadió Noriega, que fue condenado en ausencia en Francia a 10 años de reclusión por lavado de dinero del narcotráfico.

Noriega invocó además su estado de salud: " hipertensión y todas sus consecuencias", dijo.

Los dos abogados el ex dictador panameño, Olivier Metzner e Yves Leberquier, indicaron que esgrimirán su estatuto de prisionero de guerra, su inmunidad como jefe de Estado y que las acusaciones en su contra en Francia prescribieron.

Noriega permaneció sentado durante la audiencia, vestido con una chaqueta negra desabotonada, que dejaba ver una camisa gris por sobre una camiseta blanca.

Al retirarse de la sala, se cubrió la cabeza con una gorra gris.

Noriega, que purgó 17 años de cárcel en Estados Unidos, llegó a las 07H56 locales (05H56 GMT) al aeropuerto parisino de Roissy en el vuelo comercial de Air France.

Inmediatamente después fue trasladado al Palacio de Justicia, donde un juez le notificó su orden de detención, informó Metzner, experto penalista de renombrados casos en Francia.

Por la tarde, antes de comenzar la audiencia pública, un funcionario de la embajada de Panamá en París se apersonó en el Palacio de Justicia para cerciorarse de que " todo transcurre normalmente", aunque aclaró que su país no tomaba parte en el proceso.

Noriega debía recuperar su libertad en septiembre de 2007, pero permaneció en una prisión de Miami a la espera de una decisión sobre su extradición a Francia. En marzo pasado, la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó su apelación contra la extradición.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, firmó la orden de extradición, que fue ejecutada en la noche del lunes.

En París, el portavoz del ministerio francés de Justicia, Guillaume Didier, dijo que la extradición de Noriega " fue notificada a Francia hace 15 días".

El 1º de julio de 1999, el Tribunal Correccional de París --que entiende delitos penales-- lo había condenado en ausencia a 10 años de prisión por lavado de dinero del narcotráfico, en relación con inversiones inmobiliarias millonarias. Las autoridades francesas dijeron que si era extraditado, se le realizaría un nuevo juicio.

La justicia de Francia dijo entonces que Noriega había lavado varios millones de euros presuntamente procedentes del cartel de Medellín, principalmente a través del Banco de Crédito y Comercio Internacional (BCCI), que cerró en 1991.

Noriega y algunos de sus allegados tenían una veintena de cuentas en París y Marsella, en los bancos franceses BNP, CIC, Crédit Lyonnais y en el brasileño Banco do Brasil.

Interrogado por un juez francés en Miami durante la instrucción de su proceso en Francia, Noriega afirmó que sus inversiones procedían de su fortuna personal y del dinero que había ganado como agente de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA), que lo había reclutado en los años 70.

Noriega tomó el poder en Panamá a principios de los 80 tras la muerte en un misterioso accidente de avión del hombre fuerte de Panamá, el caudillo nacionalista Omar Torrijos, que había negociado con Estados Unidos la devolución del canal de Panamá, concretada el 1º de enero del año 2000.

Noriega rompió con Estados Unidos después de haber sido su aliado fiel. Durante la presidencia de George Bush (1988-92), Washington lo acusó de complicidad con el tráfico de drogas y de blanqueo de dinero a cambio de sobornos del cartel colombiano de Medellín.

Noriega enfrenta en Panamá una condena a 54 años de cárcel por violaciones a los derechos humanos.

El gobierno panameño se declaró " respetuoso" de la decisión estadounidense pero aseguró que " insistirá" para que Noriega " cumpla las condenas" de la justicia panameña.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes