Noticias falsas más difíciles de ver previo a votación de UE

Las noticias falsas han evolucionado más allá de la guía utilizada por los troles rusos en las elecciones de Estados Unidos. Conforme la Unión Europea se prepara para votar en unas elecciones cruciales, quienes ahora toman las redes sociales para difundir información falsa y mensajes extremistas son en su mayoría grupos locales y no potencias extranjeras, dicen los expertos.

Adicionalmente, las aplicaciones de chats privados y encriptados, como WhatsApp, son cada vez más las plataformas favoritas para propagar información falsa, lo que complica su monitoreo y cómo combatirla.

Había temores de que la elección del bloque para el Parlamento de la UE, entre el 23 y 26 de mayo, fuera un objetivo listo para la manipulación internacional, dada la interferencia rusa en los comicios de Estados Unidos en 2016 y que resultaron en la victoria del presidente Donald Trump. También había denuncias de desinformación _además de la falta de hechos sólidos_ que rodearon al referendo del Brexit de Gran Bretaña ese mismo año.

Hasta ahora, no ha aparecido ninguna alerta en los radares de desinformación del bloque de 28 naciones y las compañías tecnológicas dicen que no han encontrado indicios de una operación coordinada por parte de manos extranjeras. Sin embargo, dicen que sí hay mucha información falsa que busca principalmente erosionar la imagen de la UE y que se ha desarrollado desde las últimas elecciones europeas en 2014.

"Antes era en gran parte sobre Rusia, farsas y la búsqueda de bots. Ahora lo que vemos es una Extrema Derecha transnacional desplegando ese paquete de herramientas digitales, menos noticias falsas, más discurso de intolerancia y una serie más compleja de tácticas para amplificar el discurso populista", opinó Sasha Havlicek, directora general del Institute for Strategic Dialogue (Instituto para el Diálogo Estratégico), un instituto izquierdista de investigación con sede en Londres. "Eso no significa que no haya actividad rusa, pero definitivamente es más difícil identificarla".

La tendencia ahora es que los grupos populistas y de extrema derecha en Europa "manipulan información" a través de mensajes más matizados para promover temas como la antiinmigración, el antihomosexualismo y la negación del cambio climático. Este "discurso de guerra" complica mucho más la reacción de gobiernos y compañías tecnológicas, dijo. Aunado a la confusión, algunos líderes mundiales han sido responsables de propagar información falsa o engañosa en redes sociales.

El grupo de detección de campañas en línea Avaaz dijo el miércoles que encontró 500 páginas y grupos sospechosos en Facebook en Alemania, Gran Bretaña, Francia, España, Italia y Polonia y que difundieron noticias falsas con 533 millones de vistas en los últimos tres meses. Facebook ha eliminado 77 páginas, algunas previamente denunciadas por Avaaz.

Christoph Schott, director de campaña en Avaaz, dijo que las noticias falsas suelen amplificarse con tácticas de "enganchar y cambiar" como al reunir una audiencia para una página con un tema genérico, como futbol o cocina, para luego ingresar en la agenda política.

El objetivo es sembrar "semillas de desconfianza... para erosionar lentamente la confianza en las instituciones y dividir a las personas durante un mayor periodo de tiempo", dijo Schott.

Las compañías tecnológicas han aumentado sus esfuerzos para luchar contra las noticias falsas.

Facebook montó en Dublín una "sala de guerra" para la elección de la UE, dotada de científicos de datos, investigadores y especialistas en amenazas que trabajan con equipos en California para monitorear los abusos, día y noche.

El vicepresidente de Facebook para política pública en Europa, Richard Allan, dijo este mes que la compañía no ha detectado ningún ataque importante.

Twitter, que lanzó una herramienta para usuarios de la UE para que puedan reportar contenido deliberadamente engañoso relacionado con las elecciones, informó que no ha visto ninguna actividad maliciosa de manera coordinada.

Ambas redes sociales, junto con Google, han fortalecido los requisitos para publicar anuncios políticos, incluida la confirmación de identidad de quienes compran publicidad.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes