Nueva ola de calor en Europa empieza a romper récord

Los europeos se refrescaban en fuentes el miércoles mientras una nueva ola de calor afectaba algunas partes del continente y rompía récord.

Bélgica tuvo la temperatura más alta en su historia mientras que Holanda tuvo su día más caluroso en 75 años.

París y otras partes de Francia podrían registrar temperaturas que superen los 40 grados Celsius (104 grados Fahrenheit) el jueves, junto con Alemania, Bélgica, Holanda, Luxemburgo y Suiza.

El calor aumenta la presión sobre las autoridades para que protejan a los ancianos y enfermos. El aire acondicionado no es algo común en las casas, oficinas, escuelas y hospitales de las ciudades europeas.

El clima también empeora las sequías debido a que no ha llovido mucho en varias zonas de Europa. La combinación de calor, vientos y posibles truenos de tormentas también aumenta el riesgo de incendios forestales.

La segunda ola de calor _y que probablemente también romperá récords_ en Europa en dos meses incluye algunos de los ingredientes de la primera: aire caliente seco proveniente del norte de África. Ese aire se queda atrapado en los sistemas de tormentas frías en el océano Atlántico y del este de Europa y forma un “pequeño domo de calor”, comentó Ryan Maue, meteorólogo estadounidense.

Es probable que las temperaturas en Francia sean 15° C (27° F) más altas de lo normal, con París que podría romper el récord de la temperatura más alta de 40,4° C (104,7° F). En las zonas alrededor de la capital francesa podrían registrarse 41° o 42° (106° o 108° F), señalaron expertos.

El instituto meteorológico holandés tuiteó que la ola de calor superó un récord que se había mantenido por casi 75 años de la temperatura más alta que se ha registrado en Holanda. La ciudad sureña de Eindhoven reportó una temperatura de 39,3° C (102,7° F) la tarde del miércoles, añadió.

Bélgica tuvo su día más caluroso desde que se empezaron a llevar registros en 1833.

En Kleine Brogel, en el noreste de Bélgica, las temperaturas alcanzaron los 39,9° C (102,3° F).

No se prevé que las temperaturas bajen mucho durante la noche y quizás se mantengan alrededor de los 24° C o más (75° F).

La ola de calor terminará en pocos días. Se pronostica que las temperaturas disminuyan para el fin de semana. Sin embargo, a menudo el fin de una ola de calor trae consigo tormentas, incluidos truenos e inundaciones.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes