Nueva York se preparó en vano para otra nevada

NUEVA YORK ( AP). Menos de dos semanas después de que una tormenta invernal paralizó la ciudad de Nueva York y sus aeropuertos durante varios días en plena en época navideña, la nieve empezó el viernes a cubrir nuevamente el noreste del país.

Funcionarios municipales, aún afectados por fuertes críticas debido a una lenta limpieza de las calles, colocaron sistemas de localización global en sus camiones y equipos en las calles, con la promesa de que esta vez mejorarían su trabajo.

Pero la preparación fue demasiada para una débil tormenta que arrojó sólo unos centímetros de nieve, nada que requiriera el paso de barredoras e insuficiente para que el alcalde se redimiera ante el público.

Para cuando caía la noche, el Servicio Meteorológico Nacional reportó que la acumulación de nieve más alta de la ciudad fue de cinco centímetros (dos pulgadas) en Queens, un mero espolvoreo comparado con los 73 centímetros (29 pulgadas) que cayeron en Staten Island en Navidad.

El pronóstico es que caigan de siete a 12 centímetros (de tres a 5 pulgadas) de nieve en la ciudad, y de 15 a 30 centímetros (de 6 a 12 pulgadas) en zonas de la parte norte del estado.

" Quizá se gastaron una pequeña fortuna preparándose para nada", dijo Richie Quinn, de 53 años, un carnicero que vive en Brooklyn. " Pero no estuvimos preparados para la (tormenta) grande".

Luego de que el invierno se dejó sentir los días previos a la Navidad, muchos vecindarios se quedaron con la nieve acumulada por días, las ambulancias no podían circular y el departamento de limpieza dejó que la basura se acumulara por varias jornadas.

El alcalde Michael Bloomberg, quien reasignó a algunos supervisores de limpieza y degradó a su jefe de manejo de emergencias, aprovechó la tormenta del viernes para tratar de restaurar la imagen de su gobierno.

" No esperamos que la nevada sea como la de Navidad, pero estamos listos para cualquier eventualidad", dijo Bloomberg en un centro para ancianos.

Una fuerte tormenta hubiera sido una oportunidad para que Bloomberg comenzara a reparar su reputación. Pero parecía no ser lo bastante significativa para que alguien olvide sus errores.

Los aeropuertos reportaron algunos retrasos y cancelaciones de vuelos, pero nada cerca de las miles de salidas que se cancelaron y dejaron varados por días a los pasajeros en diciembre.

El sistema ferroviario de Long Island, que tardó varios días en ser reparado tras la tormenta de nieve de hace dos semanas, preparó servicios de trenes adicionales para el transporte del viernes por la tarde.

En Nueva Jersey, la policía estatal envió agentes a más carreteras de las usuales para ayudar a controlar el tránsito en caminos nevados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes