Nueva York: rivalidad demócrata ayuda a republicanos

ALBANY, Nueva York (AP). A medida que declina la vitalidad política del gobernador David Paterson y crecen las luchas internas en su partido rumbo a los comicios por la gobernación, los republicanos atisban una grieta en la invencibilidad demócrata en el estado y están aprovechándola.

Hasta hace 10 meses la posibilidad de un retorno de los republicanos al control de la gobernación de Nueva York, uno de los estados que más respalda al Partido Demócrata, era remota, pero en la actual situación de una aparente lucha intestina entre los demócratas neoyorquinos, el ex legislador republicano Rick Lazio _el cual perdió su postulación al Senado ante Hillary Rodham Clinton en el 2000_, ha decidido lanzarse para la gobernación.

El lunes, el ex gobernador republicano George Pataki dijo que estudia varias posibilidades de volver a la esfera política, incluso postularse al Senado federal frente a Kirsten Gillibrand, la demócrata que Paterson designó después de un desafortunado proceso de selección para reemplazar en la cámara alta a Hillary Clinton cuando ésta fue elegida secretaria de Estado.

"No queda duda que la telenovela política que se desarrolla en la escena política de Nueva York se centra alrededor de los demócratas", destacó Steven Greenberg, que dirigió una encuesta del centro universitario Siena College. "Esto alimenta las aspiraciones de los republicanos, y ellos sagazmente tratan de aprovechar esa situación".El presidente Barack Obama elogió el lunes cálidamente al secretario de Justicia estatal Andrew Cuomo en un evento neoyorquino, al tiempo que reconocía la labor del gobernador Paterson, aunque no con gran efusividad. Ese mismo día el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, no negó que el presidente había recomendado que Paterson se abstuviera de participar en la contienda del 2010 a fin de que Cuomo encabezara una candidatura demócrata con mayores posibilidades de ganar.

Paterson respondió el martes.

"He conversado con la Casa Blanca", destacó mientras se aprestaba a abordar el creciente déficit de 2,100 millones de dólares. "Me preocupa el Partido Demócrata, pero también me preocupa mi capacidad para gobernar".

Dijo a los periodistas que entiende el interés del presidente en la candidatura demócrata de Nueva York en el 2010, porque " ellos no han podido hasta cierto punto gobernar en su primer año de gobierno de la manera que otros gobiernos lo han hecho".Paterson culpó veladamente al partidismo de los republicanos por la incapacidad de Obama de no lograr atraer ni un voto republicano en ciertas ocasiones en el Congreso.

Y a la vez que un gran coro de voces sugiere que Paterson no debería participar en la contienda, el gobernador ha dicho que sí se postulará, con la misma resolución que derivó el martes en un fallo de la Corte Suprema del estado respaldando su derecho a nombrar un vicegobernador.

Gran parte de Albany, la capital estatal _encabezada por la opinión legal de Cuomo, que nadie le solicitó_ había dicho que Paterson violó la Constitución estatal cuando hizo la sorpresiva maniobra para acabar con un estancamiento en el Senado a mediados de este año.

Es este tipo de luchas intestinas que los republicanos parecían esperar.

Lazio, que se presentó en la capital estatal a fin de reiterar su campaña para gobernador, dijo que Albany "gasta demasiado, cobra demasiados impuestos y se extralimita. Está polarizada y no responde a la realidad. Ha acabado con empleos en vez de crearlos. Responde a intereses especiales y no a sus ciudadanos... y es probablemente el peor gobierno estatal de Estados Unidos. Es una desgracia. Una vergüenza".

Una encuesta realizada el martes por la Universidad Siena dijo que casi seis de cada 10 neoyorquinos sentían que el estado estaba encaminado en mala dirección. El sondeo señaló el martes que la popularidad de Paterson era de un 18% entre los votantes, y tres cuartas partes lo hallaba "bien intencionado pero ineficaz".

La encuesta también encontró que Paterson sería derrotado por Cuomo o por el ex alcalde neoyorquino Rudolph Giuliani, pero vencería a Lazio por muy estrecho margen.

Mientras tanto Cuomo continúa superando todos los escollos, según la encuesta, que tomó un muestra de 792 votantes empadronados desde el 13 al 17 de septiembre, con un margen de error de 3,5 puntos porcentuales.

El lunes Pataki mencionó la posibilidad de que el republicano Giuliani, el mayor temor de los demócratas, se postule a la gobernación. Giuliani ha mantenido en reserva sus intenciones pero ha dicho en varias ocasiones que no descarta nada.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes