Nueva audiencia para decidir fallo a colaborador de Uribe

BOGOTA ( AP). Un importante ex colaborador del ex presidente Alvaro Uribe goza de horas de libertad cuando se prevé que el sábado una jueza penal decida si permanece libre o va a la cárcel por su aparente participación en una red de espionaje a magistrados, periodistas y activistas.

La decisión de la jueza Marlene Orjuela se esperaba el viernes, pero al final de una extensa audiencia pública la víspera, la magistrada dijo que precisaba de un plazo para estudiar los alegatos de las partes y anunciar su fallo.

Tanto la Fiscalía como abogados de las supuestas víctimas del espionaje han pedido la detención de Bernardo Moreno, ex secretario general de la Presidencia de Uribe (2002-2010), al alegar que intentó obstaculizar la justicia al reunirse en mayo del 2009, poco después de estallar en la prensa el escándalo del espionaje, con un abogado que defendía a uno de los ex funcionarios de la policía secreta investigados.

La suerte final de Moreno, cuyo despacho estaba al lado del de Uribe en la casa de gobierno, es clave porque opositores del ex mandatario afirman que era imposible que el ex presidente desconociera las labores de sus más cercanos funcionarios y de la policía secreta, que depende directamente de la Presidencia.

No hay ninguna averiguación formal en contra de Uribe y éste siempre ha negado haber impartido ordenes de espionaje.

En la diligencia del viernes, Moreno, un economista de 51 años, negó a través de su defensor Jaime Granados que la reunión fuera para cambiar los testimonios ante la justicia de Jorge Lagos, ex funcionario del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) _la policía secreta_, sino para pedir a directivos de un canal de televisión, que también acudieron al encuentro, la rectificación de uno de sus reportajes.

El noticiero RCN divulgó el viernes por la noche un comunicado indicando que Moreno les pidió en aquella reunión aclarar el reportaje divulgado días antes del encuentro de mayo del 2009.

Ese reportaje decía que Lagos le había entregado a Moreno datos reservados sobre magistrados de la Corte Suprema. Días después de la divulgación de ese informe, el canal emitió una rectificación, mientras el defensor de Moreno mostró el viernes ante el tribunal copias del testimonio de Lagos ante la Fiscalía y en las que no se menciona esa entrega de informes sobre los magistrados.

En la audiencia del sábado, prevista a partir de las 10 de la mañana, la jueza Orjuela debe decidir si acepta los alegatos de la Fiscalía y los abogados de las víctimas o los de Moreno y que éste permanezca libre o en prisión mientras se desarrolla el juicio en la Corte Suprema de Justicia.

En Colombia los altos funcionarios y ex funcionarios gozan de fuero constitucional, por lo que sus procesos deben ser llevados directamente por el Fiscal General y la Corte Suprema.

La Fiscalía ha imputado a Moreno los cargos de concierto para delinquir, violación ilícita de comunicaciones y abuso de función pública, por los cuales podría recibir, en caso de ser hallado culpable, al menos tres años de prisión. Un fallo definitivo de culpabilidad o inocencia en la Corte podría demorar meses.

En febrero de 2009, medios locales denunciaron que desde el DAS se realizaron del 2007 al 2008 seguimientos e interceptaciones telefónicas a algunos magistrados, periodistas y opositores de Uribe.

Desde entonces la Fiscalía lleva una vasta investigación y al menos 20 ex funcionarios de la policía secreta, como Lagos, han sido encarcelados por su presunta participación en las tareas de espionaje.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes