Nuevas medidas migratorias panameñas están "fuera de contexto"

Managua ( EFE). El ministro nicaragüense de Fomento, Industria y Comercio (Mific), Orlando Solórzano, calificó hoy como " fuera de contexto" las nuevas medidas migratorias adoptadas por el Gobierno de Panamá porque están afectando, sostuvo, al comercio y al transporte de pasajeros de Centroamérica.

" Esas medidas migratorias están afectando al pequeño comerciante nicaragüense" y al transporte de pasajeros de esta región, dijo el funcionario a periodistas, luego de participar en el recibimiento de una misión comercial panameña que visita Nicaragua.

Según Solórzano, esas medidas migratorias adoptadas por Panamá están " fuera de contexto" porque, a su juicio, contravienen el mismo Tratado de Libre Comercio (TLC) que firmaron ambos países y en vigor desde noviembre de 2009, y la integración económica centroamericana.

Dijo que discutirá el tema con el viceministro de Comercio Exterior de Panamá, José Domingo Arias, quien llegará mañana a Managua en el marco de la visita de esa misión comercial panameña.

" Tenemos que analizar estas medidas restrictivas y ver cómo las colocamos en el contexto" comercial y regional, señaló el titular del Mific.

Esas medidas migratorias pueden ser analizadas de forma bilateral o bien con el concurso del resto de países centroamericanos, anotó.

Solórzano consideró que se deben " adecuar estas mecánicas internas (de migración) a los acuerdos comerciales para fortalecer el comercio y tener más competitividad como región".

El Gobierno de Panamá adoptó nuevas medidas migratorias en la frontera terrestre con Costa Rica ante el creciente número de nicaragüenses que ingresan en ese país, entre ellas la exigencia de que quienes viajen por carretera hacia Panamá por más de 30 días presenten boletos de regreso vía aérea.

Desde el pasado 26 de enero, el Servicio Nacional de Migración de Panamá (SNM) adoptó esas medidas ante el creciente número de ciudadanos nicaragüenses que entran al territorio panameño en excursiones y luego se quedan ilegalmente en el país, pues su deportación se hace vía aérea.

El año pasado 36,000 nicaragüenses ingresaron a Panamá, según cifras de la embajada panameña en Managua.

El Gobierno de Nicaragua citó ayer a una reunión al embajador de Panamá para transmitirle su preocupación por esas medidas.

El embajador panameño, Olimpo Sáenz, dijo hoy a periodistas que ya transmitió la preocupación del Gobierno de Managua al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, así como al vicepresidente y canciller de su país, Juan Carlos Varela.

El Parlamento nicaragüense ha sugerido al Ejecutivo aplicar en respuesta medidas migratorias contra los nacionales de Panamá.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes