Nuevas tormentas azotan comunidades anegadas de Australia

BRISBANE, Australia ( AP). Cuadrillas de limpieza trabajaban con gran esfuerzo el jueves bajo nuevas lluvias torrenciales para despejar montañas de escombros acumuladas en las calles anegadas de las comunidades del noreste de Australia, mientras un alcalde advertía que le podría tomar a su ciudad un año para recuperarse de las peores inundaciones que hayan sufrido en décadas.

Las autoridades comenzaban recién a evaluar la magnitud de los daños conforme las aguas de los ríos desbordados en todo el estado de Queensland comenzaban a descender pese a las nuevas tormentas eléctricas. Se prevé que en muchas áreas el nivel de las aguas se iba a mantener alta por lo menos por otra semana, y las autoridades advirtieron a los residente que se mantengan apartados de sus viviendas anegadas.

Es importante que la comunidad recuerde que este evento aún no ha terminado", destacó Brad Carter, alcalde de la anegada ciudad de Rockhampton, donde fueron evacuadas unas 500 personas. " Esas personas que fueron evacuadas de sus viviendas no podrán regresar hasta que las inundaciones hayan descendido", destacó.

Unas 4,000 personas en todo Queensland fueron evacuadas de sus viviendas desde que las lluvias torrenciales que comenzaron antes de Navidad dejaron gran parte de la región bajo un mar de agua turbia. Unas 1,200 viviendas se han inundado, mientras que otras 10,700 han sufrido algún tipo de daño en las zonas anegadas, sobre una extensión más grande que Francia y Alemania juntas.

Las inundaciones ya han causado un grave impacto económico en la región, llevando al cierre de tres cuartos de las lucrativas minas de carbón y destruyendo los cultivos. El costo total aún no se conoce, pero la primera ministra de Queensland, Anna Bligh, dijo que costo de reconstrucción de las viviendas, negocios e infraestructura además de las pérdidas económicas podría ascender a los 5,000 millones de dólares.

La anegada ciudad de Bundaberg, importante productor de camotes y maní, creó una comisión especial para determinar el monto de los daños.

La buena noticia para los 200,000 damnificados por las inundaciones es que la crisis finalmente parece estar amainando.

Pese a las nuevas lluvias, el desbordado Río Fitzroy de Rockhampton comenzaba a decrecer el jueves. Había cubierto unas 3,000 propiedades en toda la ciudades, dejando unas 200 casas con el agua, cubriendo los pisos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes