Nuevo líder interino de Egipto era fiel colaborador de Mubarak

EL CAIRO ( AP). Un mensaje diplomático de Estados Unidos decía que el ministro de Defensa era conocido como " el poodle de Mubarak", una referencia sarcástica a su inquebrantable lealtad al ex mandatario.

Aun así, las multitudes de egipcios que se manifestaron por 18 días contra el régimen de Hosni Mubarak vieron en el ministro Husein Tantawi a su salvador. Pidieron al ejército que interviniera en la crisis que vivía Egipto, y los generales lo hicieron.

Tantawi, jefe del consejo de gobierno que asumió el poder tras la salida de Mubarak el viernes, es el nuevo líder de lo que muchos egipcios esperan sea una transformación radical de su nación. El militar de carrera, con 75 años de edad, será una de las figuras más escudriñadas de Egipto en los próximos meses, durante los cuales su consejo ha prometido conducir al país hacia un sistema democrático.

Pero no parece la opción obvia para la tarea.

Un mensaje diplomático del 2008 revelado por WikiLeaks afirmaba que Tantawi y Mubarak " están enfocados en la estabilidad del régimen y en mantener el status quo hasta el fin de su tiempo. Simplemente no tienen la energía, la inclinación o la visión global para hacer algo distinto".

El ejército no usó la fuerza contra los manifestantes, lo que le ganó la gratitud de las multitudes, y buscó mantenerse neutral durante el conflicto. Pero se inclinó contra el presidente para evitar más derramamiento de sangre y caos. Las fuerzas armadas argumentaron que no querían que se perdieran todos los logros de Egipto.

El cambio fue evidente en las calles, donde los soldados entregaban agua y alimentos a los manifestantes afuera del palacio presidencial de El Cairo. Algunos oficiales de bajo y medio rango no ocultaron su simpatía con los manifestantes, con quienes se entremezclaban y gritaban.

El Supremo Consejo de las Fuerzas Armadas dijo el martes que un panel de expertos elaboraría enmiendas constitucionales para permitir elecciones libres este año. Anteriormente, el ejército disolvió el parlamento, el cual estaba lleno de personajes leales a Mubarak, y suspendió la constitución, dos demandas clave de las protestas.

Mensajes diplomáticos de Estados Unidos filtrados indicaron que pudo haber ciertas tensiones entre Tantawi y la familia Mubarak. En ellas se dice que Tantawi estaba frustrado por la posibilidad de que el hijo del presidente, Gamal, tomara la presidencia. También se cree que Gamal Mubarak, a su vez, no veía a Tantawi con simpatía y quería que lo destituyeran.

Un ex ministro de deportes, Abdel Moneim Emra, dijo que Tantawi se oponía a la privatización, algo que se asociaba a Gamal Mubarak, quien también es un empresario acaudalado.

Abdulá el-Sinawi, director del semanario el-Araby, dijo que Tantawi siempre percibió las políticas de privatización de Gamal y de sus socios como una especie de " nuevo imperialismo" que arrebataba a Egipto sus riquezas.

" Los veía como niños con pensamiento occidental que estaban vendiendo al país", dijo El-Sinawi.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes