Nuevo tiroteo en EEUU deja 2 muertos, Obama llama a la reflexión

Un nuevo tiroteo en Estados Unidos dejó este martes dos muertos y un herido en una escuela del noroeste, un incidente que llevó al presidente Barack Obama a reclamar un "examen de conciencia nacional" por la violencia con armas de fuego.

Un hombre armado con un rifle entró alrededor de las 08H00 (15H00 GMT) en el gimnasio de la escuela Reynols High School de Troutdale, cerca de Portland (Oregon), y mató de un disparo a un alumno en uno de los vestuarios.

La víctima fue identificada como Emilio Hoffman, de 14 años, reveló en una rueda de prensa el jefe policial Scott Anderson, quien añadió que un profesor también resultó herido, aunque su vida no corre peligro.

"Hemos intentado identificar al asaltante, pero en este punto no estamos seguros de revelar sus datos", señaló al aclarar que fue encontrado muerto en un baño.

Anderson no avanzó las razones que motivaron el tiroteo, y puntualizó que "la investigación durará un tiempo".

Durante la evacuación de las instalaciones, los agentes detuvieron a un alumno que portaba un arma, aunque la policía descarta que esté relacionada con el tiroteo.

La escuela puso a disposición de los alumnos ayuda psicológica.

Horas después del incidente, Obama llamó a un "examen de conciencia nacional" ante la violencia con armas de fuego y manifestó su frustración y su incredulidad ante la ausencia de voluntad a la hora de reformar la legislación.

"Somos el único país desarrollado del mundo en que esto ocurre, y ocurre ahora una vez por semana", dijo en un acto en la Casa Blanca.

"El país tiene que hacer un examen de conciencia sobre esto. Esto se está convirtiendo en una norma y normalizamos estos hechos de una manera que me causa terror como padre", agregó.

El presidente confesó que "la frustración más grande" de su gestión es que el Congreso no ha dado "pasos básicos" para mantener las armas fuera del alcande de personas que pueden hacer "un daño inimaginable".

Tras la matanza en un colegio de Newtown (Connecticut, noreste), en la que murieron 20 niños y seis profesores, Obama intentó en vano impulsar algunas restricciones a las compras de cierto tipo de armas.

"Estados Unidos no tiene el monopolio de los locos. (...) Pero nos estamos matando a tasas que son mucho más altas a las de cualquier otro lugar. ¿Cuál es la diferencia? La diferencia es que aquí estos tipos pueden almacenar un montón de municiones en sus casas", añadió el mandatario.

En las últimas semanas, el país vivió una serie de tiroteos en la zona oeste. Hace sólo dos días, una pareja mató a dos policías y a un ciudadano en Las Vegas (Nevada) al considerar que las fuerzas de seguridad son opresoras. Luego ambos se suicidaron.

El pasado jueves un joven asesinó a un estudiante e hirió a tres personas en una universidad de Seattle (noroeste), mientras que el 23 de mayo un joven de 22 años con problemas mentales apuñaló a tres personas y luego mató a tiros a otras tres en Santa Bárbara, cerca de Los Angeles.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7