Nuevos choques entre cristianos y la seguridad egipcia

EL CAIRO (AP). Violentos enfrentamientos entre manifestantes cristianos y las fuerzas de seguridad egipcia volvieron a registrarse en esta capital, mientras cientos de personas apedreaban a la policía frente al hospital central, dijeron funcionarios de seguridad.

Por lo menos 24 personas murieron cuando grupos de cristianos, airados por un reciente ataque a su iglesia se enfrentaron en la noche del domingo con musulmanes y fuerzas de seguridad frente a una estación de televisión en el centro de la capital.

Las autoridades dijeron que los enfrentamientos del lunes ocurrieron frente a un hospital del Cairo donde estaban los restos de las víctimas cristianas.

El caos del domingo fue una de las acciones de peor violencia sectaria desde el levantamiento que derrocó al presidente Hosni Mubarak en febrero.

Decenas de "instigadores al caos" fueron arrestados, dijo el lunes una agencia oficial de noticias egipcia, que indicó que por lo menos 200 personas resultaron heridas.

El reporte del lunes en la mañana por parte de la agencia de noticias MENA no especificó cuántos de los arrestados eran cristianos o musulmanes.

Los servicios funerarios para los manifestantes muertos se realizarán el lunes en la Catedral Copta en El Cairo.

Los manifestantes cristianos dijeron que su protesta comenzó como un intento pacífico de acampar frente al edificio de la televisora, pero dijeron que luego los comenzaron a atacar individuos vestidos de civil, quienes les arrojaron piedras y les dispararon perdigones.

Los disturbios se prolongaron hasta avanzada la noche, provocando el despliegue de más de 1.000 fuerzas de seguridad y vehículos blindados para defender el edificio de la televisión estatal que está a la orilla del Nilo, donde comenzó la violencia.

Los militares emitieron un toque de queda en la zona hasta las siete de la mañana del lunes.

Los choques se extendieron a la cercana Plaza Tahrir y al área circundante, atrayendo a miles de personas a la inmensa plaza que sirvió como epicentro de las protestas que derrocaron a Mubarak. Los grupos se enfrentaron a pedradas y se lanzaron bombas de fabricación rústica.

En un momento dado, una camioneta blindada de seguridad aceleró hacia la multitud, atropelló a unos seis manifestantes y arrojó a algunos al aire. Los manifestantes respondieron prendiendo fuego a los vehículos militares, un autobús y autos particulares, con llamas que se elevaban en el cielo nocturno.

Después de la medianoche, las turbas vagaban por las calles del centro y atacaban a los autos en los que sospechaban que viajaban pasajeros cristianos. En muchas áreas, no había presencia visible de la policía o el ejército para enfrentarlos o detenerlos.

Los cristianos culpan a la junta militar de Egipto, que ejerce el gobierno interino del país, de ser demasiado condescendiente con los que están detrás de una serie de ataques anticristianos desde la expulsión de Mubarak.

La minoría copta en Egipto representa un 10% de los 80 millones de habitantes. En el caótico período de transición y el vacío producido tras el levantamiento de este año, los cristianos están cada vez más preocupados por la manifestación de poder de los islamistas ultraconservadores.

En un mensaje a la nación transmitido por televisión, el primer ministro Essam Sharaf dijo que los actos de violencia amenazan con interrumpir la transición en curso.

"Estos eventos nos han hecho retroceder", dijo. "En lugar de avanzar hacia la construcción de un Estado moderno con principios democráticos, estamos de nuevo buscando estabilidad y buscando las manos ocultas _nacionales y extranjeras_ que se entrometen con la seguridad del país".

"Le pido al pueblo egipcio, musulmanes y cristianos, mujeres y niños, jóvenes y ancianos, que mantengan la unidad", dijo Sharaf.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes