Número histórico de peregrinos visita Belén en la Navidad

BELEN, Cisjordania (AP). Un número histórico de peregrinos celebró la Navidad en Belén y miles de ellos acudieron el sábado por la mañana a rezar a la Iglesia de la Natividad, erigida en el lugar donde según la tradición nació Jesucristo.

Más de 100.000 peregrinos llegaron desde la víspera de la Navidad a Belén, más del doble que los 50.000 en el 2009, dijeron las autoridades militares israelíes, que coordinan la entrada y salida de personas en Cisjordania.

Esta Navidad fue la más alegre en años en Belén y atrajo el número de visitantes más alto en una década, afirmaron las fuentes que solicitaron el anonimato.

Los peregrinos y turistas se tomaron fotografías y disfrutaron el sol matutino, mientras otros acudieron al servicio religioso en la Iglesia de la Natividad.

Los creyentes también atestaron la iglesia católica romana construida cerca de la gruta donde se consagra el lugar tradicional del nacimiento de Jesús.

Belén había registrado una caída en el número de peregrinos después del estallido de la segunda sublevación palestina en el 2000.

Los peregrinos han regresado de manera gradual a Belén desde que amainó en los últimos cinco años el conflicto entre palestinos e israelíes.

Los 2.750 habitaciones de hotel de la localidad registraron lleno en esta semana de Navidad. Están en construcción más hoteles en Belén, aseguran las autoridades locales.

El clima cálido, la declinación del conflicto entre israelíes y palestinos y la reanimación económica de Cisjordania aportaron al ambiente festivo de este año.

Sólo una tercera parte de los 50.000 residentes de Belén son cristianos, una disminución respecto del 75 por ciento en la década de 1950. El resto son musulmanes.

En uno de los rescoldos del conflicto, los visitantes que ingresan en Belén deben cruzar una entrada de metal grande en la barrera de separación que Israel construyó entre Jerusalén y Belén durante la oleada de ataques palestinos de la década pasada.

Las fuerzas armadas israelíes dijeron que atacaron durante la noche una "instalación de entrenamiento de terroristas" y un túnel para el tráfico de armas en Gaza. Hamás, que rige en la zona costera, dijo que nadie resultó herido en las incursiones aéreas israelíes.

Unos 500 integrantes de la pequeña minoría cristiana de la Franja de Gaza salieron el jueves de ese territorio bloqueado para acudir a las festividades en Belén.

Unos 3.500 cristianos viven entre 1.500.000 musulmanes en Gaza. Las relaciones entre cristianos y musulmanes eran ordinariamente buenas pero han habido incidentes de violencia contra los cristianos desde que el grupo islámico Hamás asumió hace tres años el control de la zona.

Los cristianos constituyen apenas 2% de la población actual en Tierra Santa en comparación con 15% en 1950.

Al igual que muchas otras comunidades cristianas en el Medio Oriente, muchos han emigrado al huir de las tensiones políticas o en busca de mejores oportunidades económicas.

Durante una homilía por la víspera de la Navidad, el máximo clérigo de la Iglesia Católica Romana en Tierra Santa, el patriarca latino Fouad Twal, hizo un llamado a la "intensificación" del diálogo entre judíos y musulmanes.

"En esta temporada navideña, que el sonido de las campanas de nuestras iglesias acalle el ruido de las armas en nuestro Medio Oriente herido, exhorto a todos los hombres a la paz y la alegría", afirmó.

En Irak, la comunidad cristiana celebró una Navidad sombría en Bagdad ante los actos de violencia en su contra para expulsarla del país. El arzobispo Matti Shaba Matouka expresó confianza en que los cristianos iraquíes no huyan del país.

Cientos de cristianos se reunieron en una iglesia en Bagdad en la que perecieron en octubre 68 personas durante un asalto de extremistas musulmanes que tomaron como rehenes a 120 personas en el lugar.

Los impactos de bala continuaban visibles en los muros del templo y plásticos cubrían las partes sin vidrio de las ventanas. Fragmentos de tejido humano y manchas de sangre continuaban en el techo.

El asalto a la iglesia propició que unas 1.000 familias cristianas huyeron hacia la seguridad relativa del norte de Irak, según las Naciones Unidas.

En Filipinas, la Navidad estuvo empañada por la violencia. Un sacerdote y 10 feligreses sufrieron heridas a causa del estallido de una bomba durante una misa en una capilla de la policía en una zona conflictiva del sur de Filipinas.

La bomba fue colocada en una ventana cerca del techo de la capilla, dentro de un campamento de la policía en la localidad de Jolo, en la isla de Jolo, donde actúan rebeldes vinculados con al-Qaida, dijo la policía de la provincia de Sulu.

__

Los periodistas de The Associated Press, Rebecca Santana, en Bagdad, y Ian Deitch, en Jerusalén, contribuyeron a este despacho.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes