OEA pide a salvadoreños "sensatez" y "tranquilidad" ante resultado electoral

La OEA pidió hoy a los salvadoreños esperar con "sensatez" y "tranquilidad" que la autoridad electoral oficialice al ganador de la segunda vuelta de los comicios presidenciales celebrados el domingo, que encabeza por un margen mínimo el oficialista Salvador Sánchez Cerén.

"Este es momento de sensatez y diálogo", aseveró en una conferencia de prensa el jefe de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la Organización de Estados Americanos (OEA), el excanciller boliviano Gustavo Fernández.

En un comunicado, la MOE "llama a los actores políticos y a las instituciones salvadoreñas a preservar la tranquilidad ciudadana y aguardar que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) concluya el procedimiento establecido por la ley, entregue los resultados definitivos y proclame al ganador de los comicios".

El TSE ha aplazado la proclamación del presidente electo en vista de la poca diferencia, de 6.634 votos, que logró Sánchez Cerén, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ante Norman Quijano, de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Según los datos preliminares del TSE, con el 100% de los votos escrutados, Sánchez Cerén obtuvo 1.494.144 sufragios, un 50,11% del total, y Quijano sumó 1.487.510 votos, un 49,89%.

El presidente del TSE, Eugenio Chicas, ha anunciado que se oficializará al triunfador una vez que se realice el escrutinio definitivo, acta por acta, que está previsto llevar a cabo durante esta semana.

Sin embargo, los dos candidatos presidenciales se han proclamado ganadores, aunque Quijano también ha denunciado un supuesto "fraude" del TSE.

Fernández comentó que "no es frecuente que se produzcan resultados electorales tan estrechos (...); por lo menos en la historia de las misiones de observación electoral de la OEA, son pocas las circunstancias parecidas".

Empero, el jefe de los observadores de la OEA dijo estar "convencido de que El Salvador enfrentará esta prueba con tanto éxito como lo hizo antes para enfrentar dificultades todavía mayores".

Refirió que, como parte de su función habitual, un equipo de la MOE acompañará el escrutinio definitivo de las actas electorales, y no quiso hacer "especulaciones" sobre la posibilidad de que la tendencia cambie en esta etapa del proceso.

Fernández destacó que "la lección básica" de la segunda vuelta electoral "fue la movilización y el civismo de la ciudadanía", y que se desarrolló "de forma correcta en el marco de la ley y de los principios establecidos por las normas de El Salvador".

En su balance preliminar, la MOE indicó que recibió 39 denuncias sobre problemas del padrón electoral, documentos de identificación, "incitación y compra de votos", o proselitismo electoral, las que serán trasladadas a las autoridades salvadoreñas.

Además, reiteró que avances como el voto residencial y el voto desde el exterior aún requieren ajustes, así como la necesidad de depurar el padrón electoral, asegurar el respeto del silencio electoral y de acabar con prácticas que afectan la libertad del sufragio.

La misión de la OEA reafirmó asimismo "las discrepancias que se produjeron entre poderes e instituciones del Estado salvadoreño sobre el alcance de las normas electorales y el ejercicio de la función jurisdiccional en esta materia".

Más de 5.000 observadores locales e internacionales verificaron la segunda vuelta electoral, según el TSE.

La OEA envió a 75 personas procedentes de una veintena de países miembros u observadores de ese organismo hemisférico.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes