ONU y ONGs saludan comisión que investigará crímenes en Brasil

SAO PAULO, ( AFP). La ONU y organizaciones vinculadas a la defensa de los derechos humanos saludaron el viernes la designación de los siete miembros de una comisión que investigará los crímenes de la dictadura brasileña (1964-85), nombrados la víspera por la presidenta Dilma Rousseff.

La Comisión de la Verdad " es una herramienta fundamental en el cumplimiento de la obligación que tiene el Estado de aclarar todas las violaciones contra los Derechos Humanos, sin importar el tiempo transcurrido", destacó el representante para Sudamérica del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH), Amerigo Incalcaterra.

La verdad "es un derecho que nadie puede negar", enfatizó.

La designación de la comisión, que funcionará por dos años con el objetivo de sacar a la luz hechos como la desaparición forzada de personas y violaciones de derechos humanos, también fue celebrada por Amnistía Internacional, que aseguró que las víctimas han esperado "mucho tiempo" para conocer la verdad.

" La búsqueda de justicia sólo puede hacer que la democracia de Brasil sea aún más fuerte", comentó por su lado David Tolbert, presidente del Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ por su sigla en inglés).

La nueva comisión investigará un período más amplio que la dictadura, de 1946 a 1988, sin levantar la amnistía de 1979, que impide enjuiciar y encarcelar a los represores. La iniciativa levantó críticas en algunos sectores militares que la ven como una revancha.

Rousseff sancionó en noviembre su creación, una medida histórica para este país que está a la zaga en comparación con todos los demás del Cono Sur, donde hubo o hay procesos y condenas contra represores.

La comisión estará formada por Gilson Dipp, juez del Superior Tribunal de Justicia (STJ), José Carlos Dias, ex ministro de Justicia, la abogada de Rousseff durante la dictadura, Rosa María Cardoso da Cunha, el ex procurador Claudio Fontelles, el sociólogo Paulo Sérgio Pinheiro, la psicóloga María Rita Kehl y el abogado José Paulo Cavalcanti Filho.

Dipp aseguró que " no habrá revanchismo" porque la ley es muy clara y la comisión " sólo tiene el objetivo de traer a la luz la memoria, la verdad y la paz familiar para aquellos que se sintieron violados en sus derechos".El periodista y ex preso político Celso Lungaretti cuestionó sin embargo la elección de los miembros de la comisión, afirmando que "como era esperado", se cedió " a la presión de los congresistas reaccionarios, que impusieron la condición de que ningún resistente integrase la comisión".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7