ONU advierte: Acción militar haría fracasar diálogo sirio

La escalada actividad militar en Siria y las amenazas de recurrir al uso de la fuerza podrían hacer fracasar los esfuerzos para reactivar las conversaciones de paz y hallar una solución política a una guerra que dura ya cinco años, dijo el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Ban realizó la advertencia el miércoles, en su primer informe al Consejo de Seguridad de la ONU sobre la puesta en marcha de una resolución adoptada en diciembre que respaldaba el proceso de paz para Siria e incluía un alto el fuego y conversaciones entre el gobierno de Damasco y la oposición.

La resolución fue respaldada por 17 países claves que apoyan a bandos enfrentados en el conflicto sirio. El pasado 12 de febrero acordaron un "cese de hostilidades" sobre el terreno en el plazo de una semana. Pero esto parece cada vez menos probable ya que el ejército sirio, que cuenta con una intensa campaña de bombardeos de la aviación rusa a su favor, está intentando rodear a los rebeldes en la mayor ciudad del país, Alepo, y cortar su ruta de abastecimiento desde Turquía.

En una carta de 14 páginas al Consejo de Seguridad, obtenida por The Associated Press, el secretario general dijo que pocas veces el ente y la comunidad internacional se han enfrentado a un dilema así.

Por un lado, explica, pueden implementar la resolución de Naciones Unidas, reducir la violencia, combatir el terrorismo y retomar las negociaciones.

Por otro, agrega, "las partes sirias y sus aliados pueden seguir intentando una victoria militar, por la que ya han muerto más de 250.000 sirios, generó la mayor crisis humanitaria de nuestro tiempo y creó de refugios para organizaciones terroristas", como Estado Islámico o el Frente Nusra, vinculado a Al Qaeda.

"La escalada de la actividad militar por varias partes y las amenazas de recurrir al uso de la fuerza podrían hacer fracasar los esfuerzos para hallar una solución política sostenible y la capacidad de mi enviado especial para reconducir las conversaciones de forma creíble", dijo Ban.

No obstante, el secretario general dijo que Naciones Unidas hará todo lo posible para avanzar en la aplicación de la resolución del Consejo, pero para tener éxito necesitará el "respaldo genuino, comprometido y sostenido" del ente y de las 17 naciones que forma el Grupo Internacional de Apoyo a Siria.

El secretario general reiteró además su petición para el que Consejo de Seguridad remita la crisis siria a la Corte Penal Internacional para la investigación de posibles crímenes de fuera. "Los responsables deben rendir cuentas por los terribles crímenes que se siguen cometiendo", agregó.

Un intento previo de llevar la crisis ante la CPI, en mayo de 2014, fue apoyado por 13 miembros del consejo pero vetada por Rusia, aliado de Assad, y China. Una nueva votación podría arrojar el mismo resultado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes