ONU pide fondos para ayudar a Mozambique tras ciclón

La ONU hizo un llamado de emergencia el lunes para recaudar 282 millones de dólares en los próximos tres meses para ayudar a que Mozambique comience a recuperarse luego de la devastación causada por el ciclón Idai.

Los fondos de Naciones Unidas se utilizarán para proporcionar agua, servicios sanitarios y educación, y para restaurar los medios de vida de los cientos de miles de desplazados, dijo Mark Lowcock, jefe de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Señaló que pronto se harán llamados por separado para Zimbabue y Malawi, que también se vieron afectados por el ciclón.

Lowcock dijo que los fondos para las víctimas del ciclón han empezado a llegar, incluidas 22 millones de libras por parte de Gran Bretaña, pero están muy superados por las necesidades.

La directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, visitó la destrozada ciudad portuaria de Beira, en Mozambique, y dijo: “Es una carrera contra el tiempo” para ayudar a los desplazados y evitar enfermedades.

Las autoridades de Mozambique anunciaron el mismo lunes la apertura de una carretera clave para acceder a la ciudad de Beira, la más afectada por el paso del ciclón Idai, además de una mejora de las condiciones sobre el terreno y la llegada de más ayuda internacional.

La cifra de víctimas mortales causadas por el meteoro superó las 760 personas en Mozambique, Zimbabue y Malaui, las tres naciones del sur de África golpeadas por la tormenta hace 10 días. Los operarios se apuraban para restablecer la electricidad y el agua y para tratar de evitar un brote de cólera.

En Mozambique, el número de fallecidos subió a 446 personas, mientras que en Zimbabue hay 259 y en Malaui al menos 56 más.

La cifra de víctimas mortales es "muy preliminar" y podría aumentar, dijo el ministro mozambiqueño de Medio Ambiente, Celso Correia.

El ejército de Estados Unidos se unirá a los numerosos grupos de ayuda internacional que llevan alimentos y prestan atención médica a los afectados por el ciclón, que es uno de los peores desastres naturales en la historia reciente de la región.

Unas 228.000 personas están alojadas en campamentos situados en la vasta zona inundada de Mozambique, dijo a reporteros Correia, que además funge como coordinador gubernamental de desastres. Todavía es demasiado pronto para dar una cifra de desaparecidos, añadió.

Expresó que se han reportado casos de diarrea en los campamentos, pero es demasiado pronto como para decir que se trata de cólera, aunque es casi seguro que esa enfermedad surgirá en algún momento.

Las unidades de rescate están acudiendo a las zonas aisladas y están hallando allí “bastante gente”, dijo Correia.

Agregó que hasta que todas las zonas sean alcanzadas y evaluadas será imposible declarar que la respuesta al desastre ha sido exitosa.

Cuando se le preguntó sobre unos sobrevivientes en una escuela, al lado de la carretera hacia Beira, que dicen no haber podido comer nada desde la tormenta, Correia dijo que el envío de suministros debía ser priorizado según las necesidades.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes