ONU pide a gobernantes mayor compromiso en cambio climático

BONN (AP). Los gobernantes del mundo deben intervenir en los próximos meses en las negociaciones del clima a fin de superar las desavenencias en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, dijo el viernes una funcionaria de alto rango de las Naciones Unidas.

Al término de una sesión de negociaciones de dos semanas entre más de 180 países, Christiana Figueres afirmó que será necesaria "una atención política de alto nivel" para resolver las exigencias mutuas entre los países industrializados comprometidos en reducir las emisiones de carbono y aquéllos sin obligaciones legales en la lucha contra el calentamiento global.

Figueres dijo que las naciones contemplan la concertación de un "marco de mitigación global" tendente al control de los gases a los que se responsabiliza del cambio climático, el cual, según científicos, ha comenzado con fenómenos meteorológicos más extremos, olas de calor más frecuentes y el derretimiento del hielo en el Artico.

La costarricense Figueres es secretaria ejecutiva de la convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Los países en desarrollo insisten en que los casi 40 países que han asumido objetivos específicos de reducción conforme al Protocolo de Kioto de 1997 renueven y amplíen sus compromisos cuando éstos expiren en 2012.

Sin embargo, los países ricos afirman que desean que el resto del mundo muestre disposición a aceptar las obligaciones legales, si no ahora, cuando menos en el futuro.

"Es tarea esencial este año resolver el futuro del Protocolo de Kioto y esto precisará una dirección política de alto nivel", dijo Figueres a la prensa, pero también es parte de un panorama más amplio que alcanzaría a otros emisores importantes.

Sudáfrica, anfitriona de la próxima conferencia relevante sobre el clima que dará inicio el 28 de noviembre en Durban, propuso la realización de dos reuniones ministeriales y una cumbre de jefes de gobierno al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas prevista para septiembre.

La anterior ocasión en que los gobernantes del mundo intentaron romper el estancamiento en la disputa entre ricos y pobres en torno al cambio climático fue en la cumbre de Copenhague de 2009, que terminó en desilusión.

En lugar de terminar en un acuerdo obligatorio, la reunión concluyó con una declaración política que auspició el presidente Barack Obama y que no logró la aceptación unánime ni la aprobación en la conferencia.

Coopenhague mostró que el margen de la Asamblea General "no es lugar para la negociación", dijo Alden Meyer, de la Unión de Científicos Preocupados, organismo con oficinas centrales en Estados unidos.

"Sin embargo, el envío de señales políticas sería muy útil" antes de la nueva reunión de los negociadores en Durban, agregó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes