ONU interrumpe ayuda a Gaza debido a ataques israelíes

JERUSALEN (AP). Las Naciones Unidas interrumpieron el jueves el envío de suministros a la acosada Franja de Gaza y la Cruz Roja acusó a Israel de obstruir la ayuda médica, luego que fuerzas armadas dispararon a los trabajadores asistenciales y mataron a dos.

En tanto, surgió una amenaza de un conflicto más amplio con Líbano.

Aeronaves israelíes detonaron un edificio de cinco pisos en Beit Lahiya, una población del norte de Gaza, matando a siete personas, incluido un niño, dijeron funcionarios del grupo extremista islámico Hamas y de un hospital.

El inmueble se derrumbó y los trabajadores de rescate debieron sacar los cadáveres de entre los escombros. Los militares israelíes no emitieron comentarios de inmediato.

En más de 30 ataques antes del amanecer del viernes, hubo algunos contra presuntas viviendas de milicianos de Hamas. Otros tres palestinos murieron en esa ofensiva.

Milicianos en Líbano lanzaron varios cohetes Katyusha hacia el norte de Israel, el jueves por la madrugada, incluido un proyectil que penetró el tejado de un asilo y lesionó a dos personas. Israel respondió de inmediato con fuego de morteros, lo que planteó la posibilidad de un conflicto en dos frentes.

Unos 750 palestinos y 13 israelíes han muerto en los 13 días de violencia en Gaza, tras una operación lanzada por Israel bajo el argumento de que busca detener el lanzamiento de cohetes desde ese territorio, controlado por Hamas.

Hamas informó que lanzó 25 cohetes y 12 proyectiles de mortero hacia Israel durante el jueves.

El conflicto ha dejado a cientos de miles de palestinos en Gaza desesperados por conseguir agua, alimentos, combustible y ayuda médica, y la situación empeoraría tras la interrupción de las acciones humanitarias ante los ataques.

Mientras la violencia continuaba en Gaza, varios países árabes y potencias occidentales llegaron el jueves a un acuerdo sobre los apartados principales de una resolución de la ONU que pide un cese inmediato y duradero al fuego entre ambas partes.

Israel y Hamas no participaron del acuerdo y dependería de ellos detener las actividades militares. Pero la resolución _ que permitiría abrir los cruces fronterizos con Gaza _ fue apoyada por Estados Unidos, el aliado más cercano de Israel, así como por las naciones árabes, algunas de las cuales tienen estrechos vínculos con Hamas.

Posteriormente el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la resolución en forma unánime, 14-0, con la abstención de Estados Unidos. Llegó después de tres días de intensas negociaciones entre ministros de naciones árabes y las potencias occidentales con poder de veto en el Consejo: Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

Simon Horner, del departamento asistencial de la Comisión Europea, dijo que el 60% de los 1,4 millones de habitantes de Gaza carece de electricidad, y que cada día, menos personas tienen acceso al agua potable. El sistema de drenaje está en riesgo de colapsar, lo que podría llevar a brotes de enfermedades, y los servicios médicos simplemente no pueden atender a todos los heridos.

"El hecho de que la ONU sea incapaz de proporcionar ayuda en esta crisis humanitaria que empeora resulta inaceptable", dijo Michele Montas, vocera del organismo mundial.

Añadió que, de acuerdo con los reportes, el ataque contra el camión de la ONU, en el que murieron dos trabajadores palestinos, ocurrió durante una pausa de tres horas decretada el jueves por Israel en los ataques. El conductor del vehículo resultó gravemente herido.

La Organización Mundial de la Salud informó que 21 trabajadores médicos palestinos han muerto y 30 más han resultado heridos desde que Israel comenzó su ofensiva.

Los militares israelíes aseguraron en un comunicado que cooperan con los grupos asistenciales extranjeros para ayudar a los civiles. Acusaron a Hamas de usar a los civiles como escudos humanos.

Pero la Cruz Roja internacional acusó también a Israel de impedir a los cuerpos de rescate el llegar a zonas devastadas por la violencia. Las ambulancias no pudieron llegar al vecindario de Zeitun durante cuatro días porque los israelíes habían bloqueado el acceso, dijeron los funcionarios del organismo.

El miércoles, cuando se les permitió la entrada, los trabajadores de rescate "encontraron a cuatro niños pequeños junto a sus madres muertas, en una de las casas. Estaban tan débiles que no podían ponerse en pie. Un hombre fue encontrado con vida, y tampoco podía pararse por lo débil que estaba", señaló el Comité Internacional de la Cruz Roja en una inusitada declaración pública.

"En total, había al menos 12 cadáveres que yacían en catres" en una de las viviendas.

Durante la suspensión de tres horas en los combates, el jueves, trabajadores palestinos de salud sacaron 35 cadáveres de varias zonas en Gaza donde se registraron batallas o bombardeos israelíes, dijo Moaiya Hassanain, del Ministerio Palestino de Salud.

Por lo menos 24 palestinos murieron el jueves en Gaza, incluidos tres ancianos que huían de su casa, según Hassanain, quien estimó que el número de muertos sería de 750, la mitad de los cuales, según funcionarios de la ONU, eran civiles.

Tres soldados israelíes perecieron el jueves en combate, con lo que el total de efectivos de Israel muertos en el conflicto ascendió a 10. Los cohetes han matado a tres civiles israelíes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes