ONU pide liberar a mujer presa en Argentina condenada por aborto y revisar ley

El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) reclamó a Argentina que libere a una mujer sentenciada a ocho años de prisión por homicidio tras haber sufrido un aborto, que según ella fue espontáneo, y solicitó al país que revise su legislación.

En un documento publicado este viernes, el Comité se refirió al "caso de Belén", una joven de 27 años y de bajos recursos, que lleva más de dos años presa y que en abril pasado fue condenada a ocho años de cárcel por un tribunal de Tucumán (norte).

"El Estado (argentino) debe revisar el 'caso de Belén', a la luz de los estándares internacionales en la materia, con miras a su inmediata liberación, y a la luz de este caso, considerar la descriminalización del aborto", señaló el Comité de Derechos Humanos de la ONU.

El Comité expresó su "preocupación" por el caso de Belén, "en que se utilizó la figura del delito de homicidio agravado para una supuesta alegación de aborto ilegal y (por el hecho) que la acusada esté todavía privada de libertad", indicó el texto.

Organizaciones de mujeres y humanitarias han denunciado la "condena arbitraria" de la joven que ingresó el 21 de marzo de 2014 en un hospital público de la ciudad de San Miguel de Tucumán (1.200 km al norte de Buenos Aires) sufriendo dolores abdominales profundos, con un aborto espontáneo en curso, según su defensora, la abogada Soledad Deza, de la organización no gubernamental Católicas por el Derecho a Decidir.

Deza, que asumió la defensa después del juicio, contó que "la historia clínica dice que Belén entró al hospital con un aborto espontáneo de aproximadamente 20-22 semanas. (...) Pero, horas después, encontraron un feto de 32 semanas en un inodoro de un baño, y se lo adjudicaron a ella, sin ningún ADN", detalló.

Según la letrada, "hubo una condena moral del equipo de salud" que la denunció a la policía, y que la llevó detenida desde el hospital.

"Yo ni sabía que estaba embarazada. Lloro por la injusticia que vivo", dijo en una reciente carta abierta Belén, que durante el juicio fue asistida por una defensora oficial.

En Argentina el aborto esta prohibido y sólo está autorizado cuando el embarazo es producto de una violación o está en peligro la vida de la mujer.

El Comité de la ONU advirtió que Argentina "debe revisar su legislación sobre el aborto, incluyendo su legislación criminal, en particular mediante la introducción de excepciones adicionales a la prohibición", según el documento.

Un proyecto de despenalización del aborto fue presentado por sexta vez este año en el Congreso, con el aval de una cuarentena de legisladores de casi todas las bancadas, pero también se enfrenta con numerosos opositores en los mismos bloques.

Según estimaciones de varias ONG, cada año muere un centenar de las 500.000 mujeres que abortan en Argentina.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes