ONU propone mejoras al sistema penal juvenil uruguayo

El sistema de Naciones Unidas lanzó hoy una iniciativa para mejorar el sistema penal juvenil de Uruguay, país donde más de 500 adolescentes están recluidos en centros especiales, mediante "medidas alternativas" al encierro.

"Está claro que hay cosas que se deben corregir" en el sistema penal juvenil, dijo a Efe Denise Cook, coordinadora de la ONU en el país, tras la firma de un acuerdo en ese sentido entre organismos de Naciones Unidas y el Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa) de Uruguay.

Para Cook, la clave está en "reducir el encierro pero en pos de que haya medidas alternativas", de "encontrar una medida alternativa ante la situación actual que claramente no está funcionando".

Cook resaltó la importancia de que los jóvenes que entren en conflicto con la ley tengan "mayores posibilidades" de rehabilitarse por medio de otros instrumentos como la comunidad, instituciones educativas y la familia, de modo que no se haga "inevitable" internar a los menores en un centro de reclusión.

En ese contexto, Cook afirmó que este es el marco formal dentro del cual se van a firmar proyectos de cooperación en temas como medidas de prevención, medidas educativas y convenios con organizaciones no gubernamentales.

Según cifras del Poder Judicial y el Instituto del Niño y el Adolescente de Uruguay (Inau), al 1 de octubre de este año se encontraban internados en centros de menores un total de 529 adolescentes, en su mayor parte por hurto, rapiña y receptación.

Paolo Mefalopulos, representante de Unicef en Uruguay, dijo que este acuerdo representa una "oportunidad muy significativa" para apoyar los esfuerzos del país en la transformación del sistema penal juvenil, y en el que se destaca la necesidad de mejorar las condiciones de detención y reducir la privación de libertad.

"Derecho y seguridad no son opuestos, el trato digno y acuerdos de derechos humanos son la mejor manera para evitar la reincidencia de los jóvenes y mejorar la seguridad ciudadana", aseveró Mefalopulos.

Por su parte, Gabriela Fulco, presidenta del Sirpa, enfatizó que es "necesario caminar juntos" en el fortalecimiento de políticas públicas y privadas que mejoren la articulación y generen alianzas con actores nacionales e internacionales, para debatir y promover diálogos que incluyan a las familias y las víctimas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes