La ONU recomienda una estrategia más flexible y ágil contra el ébola

El jefe de la Misión de las Naciones Unidas para la Lucha contra el Ebola (UNMEER), Anthony Banbury, se pronunció este jueves en Nueva York en favor de una estrategia contra el virus más flexible y descentralizada, con unidades de tratamiento pequeñas y móviles.

"Nuestra estrategia funciona, pero el problema es que la enfermedad se ha extendido mucho geográficamente", declaró Banbury a la prensa tras dirigirse a la Asamblea General de la ONU. "Debemos anticiparnos al virus y para ello intervenir en un área geográfica mucho mayor y con más movilidad, responder rápido".

"Nuestros medios son limitados y hay que ponerlos allí donde tendrán el impacto más grande y más rápido", explicó. "Debemos construir centros más pequeños, sabemos dónde ubicar los laboratorios para el diagnóstico en cada país (..) y también necesitamos más dinero para financiar todo esto", aeguró.

Banbury hizo referencia ante la Asamblea General al resurgimiento del ébola en Malí.

Recordó que "el gobierno malí había reaccionado muy rápido" al primer caso identificado en el país --una niña llegada de Guinea y fallecida el 24 de octubre-- y que "las cosas parecían estar bajo control", antes de lo que calificó de "acontecimiento terrible".

"La comunidad internacional ya tuvo dificultades para responder a la enfermedad en los tres países más afectados" (Guinea, Sierra Leona y Liberia), destacó. "Sería realmente grave que asistiéramos a un ascenso de la epidemia en otros países".

El último balance de la OMS publicado el miércoles daba cuenta de 5.160 muertes en 14.098 casos de contaminación por el virus.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes