ONU suspende investigación de irregularidades

NACIONES UNIDAS ( AP). La ONU ha reducido a un mínimo sus investigaciones de irregularidades dentro de sus filas y archivado casos que involucran el posible robo o uso indebido de millones de dólares, según una investigación de la AP.

Las Naciones Unidas fue sacudida por el escándalo en torno a un programa humanitario a través del cual 2,200 firmas de 40 países, en complicidad con el gobierno de Saddam Hussein, le sacaron con irregularidades 1,800 millones de dólares de un programa de ayuda humanitaria que involucraba el cambio de petróleo por alimentos.

A raíz de ese episodio, creó en el 2006 una unidad especial encargada de combatir la corrupción, la cual en los tres años siguientes descubrió otros 20 casos de manejos indebidos por un total de 1,000 millones de dólares.

Pero a comienzos del 2009 se cerró esa unidad y sus funciones fueron repartidas entre otros departamentos.

Desde entonces hubo un descenso notable en la cantidad de casos, según una revisión de los archivos de la ONU, auditorías, correos electrónicos y entrevistas con funcionarios y diplomáticos.

En el último año no se completó una sola investigación y se descartaron unos 95 casos que estaban pendientes. Otros 80 siguen sin resolución.

También cesaron las investigaciones de contratistas y se eliminaron numerosas plazas y recursos.

Nancy Boswell, presidenta de Transparency International-USA, organismo que combate la corrupción, cree que las Naciones Unidas redujo sustancialmente su capacidad de detectar irregularidades.

" Es problemático el que siga habiendo denuncias de que la Oficina de Inspecciones Internas no haya investigado vigorosamente casos pendientes, de que no tenga un jefe de investigaciones permanente y que se haya reducido el alcance de sus acciones", manifestó Boswell.

Los funcionarios de la ONU aseguran que su compromiso de combatir la corrupción sigue intacto.

" Estoy segura de que la división de investigaciones está haciendo un buen trabajo", declaró la directora administrativa Angela Kane a fines de octubre. Repitió esa afirmación la semana pasada.

Pero la investigación de la AP reveló que se habían suspendido varias investigaciones importantes, incluidas éstas:

_ No se habría hecho nada con un informe del 2008 según el cual todos los días se sacaba un millón de dólares de la caja de seguridad y no se sabía nada del destino de ese dinero asignado a la reconstrucción de Afganistán y a las elecciones.

_ No se completaron otras dos investigaciones en Afganistán, una sobre denuncias de que una firma estadounidense cobró un millón de dólares más que lo pautado y otra en torno a millones de dólares destinados a obras sociales que no recibieron el uso adecuado.

_ No se hizo nada en relación con denuncias de que 350.000 dólares destinados al lanzamiento de una radio para mujeres en Afganistán fueron usados con otros fines. La unidad investigadora que fue disuelta había recomendado sanciones para un empleado de la ONU y que interviniese la justicia, pero nada de ello ha sucedido.

A fines del 2008 la Asamblea General se negó a mantener la unidad investigadora otro año.

El Government Accountability Project, estudio de abogados de Washington especializado en la defensa de personas que denuncian irregularidades en sus firmas, dice que la ONU liquidó la unidad especial, dejó de investigar las denuncias e incluso tomó medidas contra un investigador que quiso proteger algunos archivos.

" Hablamos con investigadores. Les preocupaba el que desde que se disolvió la unidad no se investigaron vigorosamente casos en los que había pruebas verosímiles de irregularidades", expresó Bea Edwards, directora de programas internacionales del estudio. " Pareciera que hubo presiones políticas para demorar o suspender las investigaciones".

Edric Selous, alto funcionario de la división de asuntos legales de la ONU, dijo que " desde diciembre ha disminuido la cantidad de casos recibidos" por esa oficina, a la que se remiten los resultados de las investigaciones. La división de asuntos legales recomienda a su vez si se debe llevar un caso a la justicia, previa autorización del secretario general.

Varios casos presentados por la unidad especial a fines del 2008 siguen a la espera de la aprobación del secretario general Ban Ki-moon, un año después.

En el 2009 Ban envió un solo caso a la justicia ordinaria, y sólo después de que la AP y el Washington Post comenzaron a escribir sobre el tema: el ex jefe de una oficina de la ONU en Kabul Gary K. Helseth había desviado fondos y usado medio millón de dólares en la compra de autos de lujo, viajes en primera clase y la instalación de aparatos electrónicos caros en su casa.

El director interino de la división de investigaciones, Michael Dudley, prohibió que se investigue a toda persona ajena a la ONU. En un memo del 30 de enero del 2009, obtenido por la AP, Dudley dijo que " los empleados de otras entidades" están fuera del alcance de la unidad investigadora y que se debe revaluar" a los ex empleados de la ONU " para determinar si se debe dar por concluido el caso sin más investigaciones".

Dudley le dijo a la AP que no recuerda haber escrito ese documento, que lleva su firma, y negó haber dispuesto que no se puede investigar a personas que no son empleadas de la ONU.

Edwards dijo que Dudley habló de hacer ese cambio, de limitar las investigaciones al mínimo indispensable y de cerrar los casos de funcionarios que se van de la ONU.

" Nos dijo que si alguien acusado de irregularidades se iba, no tenía sentido investigarlo ya que no puede ser sancionado por la ONU", relató. " Nos lo dijo a mí y a mi asistente. Había dos personas presentes. Nos dejó anonadadas".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes