ONU pide un tratado sobre clima que posea validez legal

BARCELONA ( AP). Los países en desarrollo no confían en las promesas de las naciones ricas, de ayuda para enfrentar los retos del cambio climático, lo cual significa que cualquier tratado que se apruebe debe tener fuerza de ley, dijo el lunes el principal funcionario de la ONU en materia de clima.

El estatus legal del acuerdo y si habrá sanciones para los países que no cumplan sus compromisos dan lugar a agrias discrepancias en las conversaciones sobre el control de las emisiones de carbono y otros gases de invernadero.

" Vivimos en un mundo de promesas incumplidas", dijo Yvo de Boer, el jefe de la ONU en materia de clima. Los países en desarrollo temen " comprometerse con metas que no podrán alcanzar", agregó a The Associated Press.

Entretanto, los negociadores reanudaban la elaboración de un proyecto de acuerdo para someterlo a una conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático prevista para el mes próximo en Copenhague.

El eje de las conversaciones entre 180 países son la limitación de emisiones por parte de los países industrializados y las medidas que puedan tomar los demás países para limitar sus emisiones sin afectar su desarrollo. Los delegados también deberán determinar cómo recaudar y administrar unos 150,000 millones de dólares anuales para ayudar a los países pobres a adaptarse al cambio climático.

Las negociaciones el lunes se enfocar en la cuestión de si Estados Unidos puede adoptar una meta concreta de reducción de emisiones en la próxima década y cuánto aportará Washington al fondo global de ayuda a los países pobres.

Los científicos sostienen que los países pobres serán los más afectados por el cambio climático. El alza del nivel del mar afectará las zonas costeras, las tormentas serán más intensas, las sequías más frecuentes, se extenderán las enfermedades tropicales y plagas de climas cálidos.

Los compromisos de Estados Unidos dependen de proyectos que siguen su trámite lento en el Congreso y posiblemente no hayan sido aprobados antes de la conferencia del 7 al 18 de diciembre en la capital danesa.

" Esperamos que Estados Unidos pueda cumplir su papel en uno de los retos más grandes de nuestro siglo", dijo la ministra de Ambiente danesa Connie Hedegaard, quien presidirá la reunión de Copenhague.

Hedegaard observó que el presidente Barack Obama recibirá el premio Nobel de la paz en la vecina Noruega el 10 de diciembre, apenas inaugurada la conferencia.

" Es difícil imaginar cómo un presidente estadounidense puede recibir el premio Nobel por su contribución a las esperanzas del mundo... Adicionalmente, a la vez enviar a Copenhague una delegación con las manos vacías", dijo la funcionaria.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes