La OPAQ denuncia el uso "sistemático" de cloro como arma en Siria

La Organización para la Prohibición de la Armas Químicas (OPAQ) denunció el uso de "manera sistemática" de armas químicas, como el cloro, en varios ataques investigados por la organización en Siria.

En un informe preliminar, al que ha tenido acceso la AFP, los investigadores de la OPAQ en Siria señalan que las pruebas recopiladas reafirman la tesis del uso de "manera sistemática" de "agentes químicos tóxicos, probablemente agentes irritantes para las vías respiratorias, como el cloro".

El régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, y los rebeldes se acusan mutuamente del empleo de agentes químicos desde el inicio de este conflicto en marzo de 2011 y pese a las promesas de Damasco de entregar todo su arsenal de armas químicas.

El equipo de inspectores de la OPAQ, presente en Siria desde principios de mayo, fue objeto de un ataque de los rebeldes el 27 de mayo para impedirles acceder a la localidad de Kafar Zita, donde presuntamente se produjo uno de estos ataques químicos.

El informe considera que las acusaciones del uso de agentes químicos " no pueden ser descartadas como ajenas, aleatorias o de una naturaleza atribuible únicamente a motivos políticos", a pesar de no poder presentar "conclusiones definitivas" a causa de los ataques y los problemas de acceso posteriores.

Sin embargo, los investigadores pudieron hablar con los médicos de la localidad atacada y pudieron obtener "sus informes médicos sobre el tratamiento de los individuos, que habrían estado expuestos al cloro".

El equipo, que no descarta en el informe más visitas a Siria, obtuvo asimismo imágenes de vídeo del ataque y municiones que habrían sido utilizadas, algunas de ellas intactas.

El cloro es un popular agente industrial con numerosos usos y no es permanente, por lo que es "difícil" probar su uso, apuntan los inspectores.

Siria ha asegurado que ha puesto en marcha un comité de investigación sobre otras denuncias de ataques con armas químicas y que ha incautado agentes químicos a los rebeldes, quienes habrían tomado el control de una fábrica de cloro a unos 40 kilómetros de Alepo.

Alrededor del 8% del arsenal químico sirio continúa en el país, indicó la OPAQ, quien reiteró que Damasco sobrepasaría la fecha límite del 30 de junio sin destruir la totalidad de sus agentes químicos.

Los productos químicos se encuentran reunidos en un mismo lugar, pero no pueden evacuarse por motivos de seguridad, según las autoridades sirias.

Siria se unió a la Convención sobre Armas Químicas en octubre de 2013 en el marco de un acuerdo entre Washington y Moscú para desmantelar su arsenal químico. El régimen sirio estaba acusado entonces de haber empleado gas sarín en un ataque cerca de Damasco.

La investigación sobre el uso de cloro se anunció a finales de abril, después de la denuncia de Francia y Estados Unidos sobre su empleo por parte del régimen sirio en ataques contra bastiones rebeldes.

Damasco no tenía la obligación de declarar el gas de cloro, ya que es un agente químico muy utilizado en el sector industrial.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7