OTAN debate piratería naval, afiliaciones y Pakistán-India

BRUSELAS (AP). Los cancilleres de la OTAN estudiaban el martes el modo de combatir a los piratas que pululan frente a las costas somalíes, donde pese a una misión de la OTAN de seis semanas continúan los ataques que han alarmado a la industria naviera y que mantienen en vilo a la comunidad mundial.

La sesión de dos días también evaluará la posibilidad de una eventual expansión a Ucrania y Georgia, una cuestión delicada en vista de la guerra que libraron en el verano Georgia y Rusia.

Las conversaciones se abocaron casi inmediatamente a demandas de acción de la OTAN ante la alarma causada por los ataques a los barcos. Buques de guerra internacionales patrullan el área y han creado un corredor de seguridad bajo una iniciativa encabezada por Estados Unidos, pero los ataques no han mermado.

Los piratas se han apoderado de unos 40 barcos este año, incluyendo un carguero ucraniano con 33 tanques de guerra capturado en septiembre, y un tanquero saudí con petróleo crudo por 100 millones de dólares capturado el 15 de noviembre.

La reunión cumbre también evaluará las perspectivas de que Georgia y Ucrania se sumen a la alianza. Francia y Alemania han advertido que la apertura de conversaciones con esos dos países podría enfadar a Rusia.

En vista de las objeciones europeas, Washington no ha insistido en sus planes de conceder a las dos ex naciones soviéticas un "plan de acción de afiliación", considerado un paso clave para sus candidaturas.

Las naciones de la OTAN también se preocupan por las crecientes tensiones entre India y Pakistán. Después de los ataques de la semana pasada en Mumbai, a la alianza le preocupa que se debilite la resolución paquistaní de combatir a los talibanes en su zona fronteriza con Afganistán.

Más de 60,000 soldados occidentales luchan contra la insurgencia talibana en Afganistán, y las fuerzas de seguridad paquistaníes han cooperado en un esfuerzo por cortar las rutas de infiltración en su anárquica zona tribal fronteriza, que los insurgentes aprovechan como refugio.

India ha culpado a elementos no especificados dentro de Pakistán por los ataques en Mumbai que dejaron 170 muertos.

Funcionarios paquistaníes han negado toda participación y han advertido a la India que si aumenta el número de fuerzas a lo largo de la frontera común, Islamabad despachará más soldados a la frontera.

Esto desviaría su atención de la frontera afgana, debilitando la presión sobre los milicianos protalibanes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes