La OTAN pone fin a misión de combate en Afganistán

ETIQUETAS

Estados Unidos y la OTAN pusieron fin el lunes a su misión de combate en Afganistán con una ceremonia, 13 años después de los atentados terroristas del 11 de Septiembre que provocaron su invasión del país para derrocar al gobierno talibán.

El Mando Conjunto de la Fuerza de Asistencia de Seguridad Internacional de la OTAN, que estaba al cargo de las operaciones de combate, arrió su bandera, poniendo fin formalmente a su despliegue.

El general estadounidense John F.Campbell, comandante de la fuerzas estadounidenses y de la OTAN, dijo que la misión se convertiría ahora en una de entrenamiento y apoyo para las fuerzas de seguridad afganas, que han liderado la batalla contra la insurgencia talibán desde mediados de 2013.

"Las fuerzas de seguridad afganas son capaces", dijo Campbell. "Tienen que hacer algunos cambios de liderazgo, cosa que están haciendo, y tienen que exigir responsabilidades a la gente".

A partir del 1 de enero, la coalición mantendrá un contingente de 13.000 soldados en el país, por debajo de su despliegue más amplio, 140.000 personas, en 2011. Ahora hay unos 15.000 efectivos en Afganistán.

La misión termina en medio de un aumento de ataques talibanes. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, autorizó hace poco a las fuerzas estadounidenses lanzar operaciones contra milicianos talbanes y de al-Qaida, ampliando la misión de las tropas, que permanecerán en el país después de final de año.

La violencia continuaba el lunes en el país, cuando atacantes suicidas lanzaron un ataque contra una comisaría de la provincia sureña de Kandahar. La policía mató a tres atacantes suicidas, indicó Samim Ajplwak, portavoz del gobernador provincial. El portavoz señaló que las cifras de víctimas no estaban claras.

Campbell dijo que las fuerzas de seguridad afganas, incluyendo el ejército, la policía y las milicias locales, podían mantener la seguridad del país a pesar de que las cifras de bajas han subido un 6,5 por ciento este año, a 4.634 hombres muertos en combate, frente a los 4.350 de 2013. En comparación, unos 3.500 soldados extranjeros, incluyendo al menos 2.210 soldados estadounidenses, han muerto desde el inicio de la guerra en 2001.

Hasta 10.800 soldados estadounidenses permanecerán en Afganistán en los tres primeros meses de 2015, 1.000 más de lo previsto en un principio, mientras la nueva misión, llamada Apoyo Resuelto, espera al despliegue de sus socios de la OTAN, señaló una fuente de la alianza que habló bajo condición de anonimato.

Como resultado, habrá pocos o ningún cambio en el contingente estadounidense entre ahora y el 31 de diciembre. Para el final de 2015, sin embargo, el total de tropas se reducirá a 5.500, y a prácticamente cero a finales de 2016.

La ceremonia del lunes era el primero de los dos actos que pondrán fin oficialmente a la misión de combate de la OTAN a partir del 28 de diciembre.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7