OTAN "muy preocupada" por riesgo de escalada tras ataques contra Arabia

El secretario general de la OTAN se mostró este lunes "muy preocupado por el riesgo de escalada" tras el ataque a instalaciones petroleras en Arabia saudita, país que acusa a Irán de "desestabilizar a todo" Oriente Medio, en entrevista con la AFP en Bagdad.

Jens Stoltenberg habló por primera vez desde un ataque que provocó incendios en instalaciones de Aramco (gigante petrolero saudita) el sábado y causó la reducción a la mitad de la producción de petróleo saudí, afectando el suministro de crudo mundial.

Washington y Riad acusan a Irán de estar detrás de estos ataques, reivindicados por los rebeldes yemenitas hutíes, pero Estados Unidos dice no tener ninguna prueba de que vengan de Yemen. El presidente Donald Trump afirmó el domingo que su país está "preparado para responder".

"Llamamos a todas las partes a impedir estos ataques, ya que podrían tener consecuencias negativas para toda la región, y estamos muy preocupados por el riesgo de una escalada", afirmó Stoltenberg.


"Irán apoya a diferentes grupos terroristas y es responsable de la desestabilización de toda la región", afirmó.

Medios de comunicación, como CNN o el Wall Street Journal, afirmaron que los drones --o misiles de crucero-- pueden haber llegado desde el norte y no del sur, es decir desde Irak o Irán, en lugar de Yemen. El diario estadounidense asegura que responsables norteamericanos y sauditas investigan sobre la base de estas sospechas.

Irak, donde operan numerosas milicias armadas pro-Teherán, armadas y financiadas por instructores iraníes, negó cualquier uso de su territorio en estos ataques. El primer ministro, Adel Abdel Mahdi, lo reafirmó por teléfono al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo el lunes su oficina en un comunicado.

El texto asegura que Pompeo reportó información recogida por Estados Unidos que "confirma" que el territorio iraquí no había sido utilizado para este ataque. Washington no ha comentado estas informaciones en lo inmediato.

Bagdad ha pedido durante meses que su territorio no se vea afectado por un desbordamiento de la crisis entre Washington y Teherán.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes