Obama: Hora de tomar decisiones sobre inteligencia

El presidente Barack Obama ha sostenido esta semana una serie de reuniones con legisladores, defensores de la privacidad y autoridades de inteligencia mientras se acerca el momento en que decidirá si cambia los polémicos programas de espionaje de su gobierno.

Obama podría anunciar los cambios la próxima semana. Está analizando más de 40 recomendaciones de una junta revisora que propuso restringir la recolección de registros telefónicos de millones de estadounidenses por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés).

Otro grupo de trabajo creado por el Congreso también ha llevado a cabo su propia revisión de los amplios poderes de la NSA. Sin embargo, la Junta de Revisión de la Privacidad y las Libertades Civiles no hará público su informe hasta fines de enero, lo que significa que Obama anunciará sus recomendaciones antes de que se conozca el informe de ese grupo.

Los integrantes de la junta se reunieron con el presidente en la Casa Blanca el miércoles y ya habían tenido juntas con funcionarios del gobierno. El miércoles Obama tenía planeado encontrarse con integrantes de la comunidad de inteligencia, muchos de quienes han pedido que los programas de la NSA no se modifiquen.

Para el jueves, Obama tiene planeado recibir a un grupo de legisladores. Y representantes de grupos defensores de la privacidad tienen programado un encuentro el jueves con el principal abogado de Obama, Kathryn Ruemmler, quien ha encabezado la revisión legal interna de los programas.

La revisión fue provocada por la difusión de los programas secretos de vigilancia que hizo el ex contratista de la NSA Edward Snowden, quien enfrenta cargos por espionaje en Estados Unidos pero recibió asilo temporal en Rusia.

La vocera de la Casa Blanca Caitlin Hayden dijo esta semana que las reuniones darán al presidente "una oportunidad de escuchar a grupos que tienen un papel importante en estos asuntos en momentos en que nos preparamos a terminar la revisión".

Un abogado de derechos civiles, Sascha Meinrath, quien acudió a reuniones sobre espionaje en la Casa Blanca, dijo que las autoridades pueden "medir las aguas" sobre posibles cambios.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que Obama planea adoptar casi todas las recomendaciones del grupo revisor, entre las que está despojar a la NSA de sus capacidades para almacenar en sus instalaciones los datos recopilados y dárselas a las telefónicas privadas.

Un funcionario con conocimiento del proceso de revisión reconoció que algunas autoridades están desconcertadas por el retraso de la junta, pero creen que el informe dará mucha responsabilidad al Congreso, donde los legisladores siguen batallando con varios proyectos de ley enfocados a desmantelar o preservar la autoridad de la NSA.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7